El exalcalde capitalino Bukele, favorito a presidir El Salvador ante el desgaste de los partidos clásicos

De origen palestino, se inició en política en las filas del ahora gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)

El exalcalde de San Salvador y de origen palestino, Bukele, durante un acto de campaña
El exalcalde de San Salvador y de origen palestino, Bukele, durante un acto de campaña

BOGOTÁ / E. LA VOZ

El Salvador decide este domingo si continúa depositando sus esperanzas en los dos partidos que han gobernado el país desde el fin de la guerra civil de los ochenta, o toma nuevos rumbos. Nayib Bukele, un joven político de 37 años, ex alcalde de San Salvador se ha convertido en el máximo protagonista de las presidenciales desafiando la política tradicional.

No es un político al uso, por lo menos en el castigado país centroamericano. Suele vestir pantalones vaqueros y chaqueta de cuero, identificándose con los más jóvenes, a quienes a menudo se dirige con un discurso irreverente.

«Esta batalla es por cada salvadoreño que ha sido ignorado y abandonado por los Gobiernos de turno. Por cada salvadoreño que le tocó migrar y dejó todo atrás», dijo en un acto multitudinario de cierre de campaña.

Es el máximo favorito para imponerse en la primera vuelta de las presidenciales. Algunas encuestas arrojan incluso que podría conseguir un 50 % de los votos necesarios para evitar una segunda ronda, que se celebraría el domingo 10 de marzo.

Bukele, de origen palestino, se inició en política en las filas del ahora gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), siglas de la guerrilla de izquierda que se enfrentó al Gobierno en los ochenta. Su familia llegó a brindar refugio a algunos de los subversivos.

Con el FMLN se convirtió en alcalde de San Salvador, puesto desde el cual recuperó el centro histórico e iluminó toda la capital. Su popularidad creció, y fue expulsado del partido por el tribunal de ética de la formación en octubre del 2017, tras un altercado con una concejala, acusado de violentar los principios del partido.

Ahora Bukele se enfrenta en las urnas no solo al partido que le dio la alternativa política, sino también a la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que encarna los valores del conservadurismo salvadoreño. Carlos Calleja es su candidato presidencial. Este político proviene de una prominente familia de empresarios y se ha formado y ha vivido parte de su vida en Estados Unidos. Cuenta con entre un 19 % y un 31 % de apoyo en las últimas encuestas. Bukele se mueve en la horquilla que va entre un 36,1 % y un 61 %. Todo puede pasar.

Relegado a la tercer posición está Hugo Martínez, del FMLN, que está sufriendo la fuga de parte de su electorado hacia la candidatura de Bukele, y también los casos de corrupción que han acuciado a la formación en las últimas legislaturas.

Quien gane en El Salvador heredará un país con graves problemas sociales. Un 33,4 % de la población sufre pobreza multidimensional, espoleada por la violencia en uno de los Estados más peligrosos del mundo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El exalcalde capitalino Bukele, favorito a presidir El Salvador ante el desgaste de los partidos clásicos