Rusia responde a Trump y deja el tratado de desarme nuclear

Putin contesta con la fabricación de un nuevo misil hipersónico

Putin acusa a los dirigentes estadounidenses de «falta de madurez»
Putin acusa a los dirigentes estadounidenses de «falta de madurez»

corresponsal / colpisa

Rusia ha rechazado el ultimátum o mano tendida, según se mire, de Estados Unidos en demanda de adecuarse en los próximos seis meses a lo estipulado en el Tratado de control de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF). Justo al día siguiente de que Washington diese por iniciado el proceso hacia el abandono total y definitivo de este importante acuerdo de desarme firmado en 1987, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció que su país suspende todos los compromisos que emanan del INF.

«Daremos una respuesta simétrica [a EE.UU.]. Nuestros socios norteamericanos anunciaron que suspenden su participación en el tratado, pues también lo hacemos nosotros», declaró Putin en un encuentro con sus ministros de Defensa y Exteriores, Serguéi Shoigú y Serguéi Lavrov, cuyas imágenes fueron difundidas por las televisiones rusas. Aseguró que «no debemos ni vamos a dejarnos arrastrar a una carrera armamentista costosa».

Sin embargo, y a renglón seguido, el máximo dirigente ruso aceptó la propuesta de Shoigú de proceder de inmediato al desarrollo de un nuevo misil hipersónico de alcance medio. El ministro de Defensa recibió además de Putin el encargo de adaptar los misiles de crucero Kalibr, también de rango intermedio y cuyo empleo actualmente en Siria se hace desde navíos de guerra, a su utilización con base en tierra, algo que el INF prohíbe.El presidente ruso dijo además que quiere escuchar «propuestas para eliminar la posible amenaza de que EE.UU. pueda desplegar armas ofensivas en el espacio». 

Armas «invencibles»

Según sus palabras, «hay que ver cómo va la producción de los cohetes Sarmat y los preparativos para su entrada en servicio». Los canales de oposición rusos en Telegram anunciaban este sábado «el comienzo de una nueva carrera de armamentos».

El Ministerio de Defensa ruso afirmó a través de un comunicado que Estados Unidos empezó ya hace dos años a preparar el terreno para salirse del acuerdo de misiles intermedios, cuando «dio comienzo en una factoría militar de Arizona el programa para la fabricación de misiles de corto y medio alcance prohibidos por el INF».

Putin, que puntualizó que Washington no tiene ninguna prueba de que Moscú violase el histórico tratado, ordenó a Shoigú y Lavrov «no iniciar» nuevas negociaciones de desarme «mientras los socios estadounidenses no alcancen la madurez y sean capaces de abordar un diálogo a fondo y en igualdad de condiciones». Según el jefe del Kremlin, «este asunto atañe a nuestra seguridad, a la de ellos y a la del mundo entero». En diciembre, Washington dio 60 días a Moscú para cumplir de manera el INF, lo que implicaba destruir el cohete Novator. Putin rechazó entonces el ultimátum. Ahora, ha vuelto a rechazarlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rusia responde a Trump y deja el tratado de desarme nuclear