Una de cada tres empresas británicas planea marcharse a otro país o ya lo ha hecho

El 29 % de las compañías cree que el divorcio de la UE supone un «riesgo significativo» para sus operaciones en el país

Activistas se burlan del traslado de la empresa Dyson, cuyo fundador apoyó el «brexit»
Activistas se burlan del traslado de la empresa Dyson, cuyo fundador apoyó el «brexit»

Redacción / La Voz

Una de cada tres empresas británicas planea marcharse del Reino Unido o ya lo ha hecho a consecuencia del brexit, la mayoría hacia países comunitarios, de acuerdo con una encuesta del Instituto de Directores (IoD). «No podemos ignorar más las consecuencias reales del retraso y la confusión, los líderes empresariales enfrentan decisiones difíciles para proteger a sus compañías», afirmó su director general interino, Edwin Morgan, el director general interino de IoD, al diario The Guardian.

Esta organización, que representa a unas 30.000 firmas británicas, advierte que un 29 % de ellas cree que el divorcio de la Unión Europea supone un «riesgo significativo» para sus operaciones en el país. A consecuencia de esto, han decidido mover parte de sus operaciones a otros países o están planeado hacerlo, según el sondeo de IoD.

La encuesta, realizada entre 1.200 de sus miembros, encontró que un 11 % de las empresas ya se han recolocado, un 5 % planea hacerlo por el brexit y un 13 % está considerándolo «activamente».

Más de uno de cada diez ya había establecido operaciones fuera del Reino Unido, ya que la posibilidad de un brexit sin acuerdo parece muy probable ante la paralización del Parlamento de Westminster a menos de dos meses de la fecha de salida. La mayoría de las empresas que están considerando mudarse están buscando abrir oficinas dentro de la UE.

Las que ya se han ido

Entre las últimas que ya han decidido trasladar sus oficinas centrales del Reino Unido están la multinacional japonesa Sony, que anunció la pasada semana que se marcha a Holanda, y la empresa de electrodomésticos británica Dyson, que ha optado por irse a Singapur pese a que su fundador, James Dyson, fue uno de los empresarios que hizo campaña a favor del brexit en el referendo del 2016.

El consorcio aeroespacial europeo Airbus, que emplea a más de 14.000 personas en el Reino Unido, donde fabrica las alas de sus aviones, amenazó con irse en el caso de que se produzca un divorcio sin acuerdo.

Pero además de las grandes compañías, IoD revela que empresas más pequeñas piensan seguir sus pasos y que en la última semana han acelerado sus planes en este sentido. «Mientras que las acciones de grandes compañías han estado acaparando titulares, esta encuesta sugiere que empresas más pequeñas están, cada vez más, considerando tomar serios pasos para mover sus operaciones al extranjero», explicó Morgan.

Mientras tanto, el proceso de salida del bloque comunitario continúa sin concretarse en el Parlamento británico. Así las cosas, el director de IoD señaló que «el cambio es una parte necesaria y a menudo positiva de hacer negocios, pero el inevitable trastorno y las crecientes barreras comerciales que una salida sin acuerdo podrían provocar son enteramente improductivas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una de cada tres empresas británicas planea marcharse a otro país o ya lo ha hecho