Las Fuerzas Armadas venezolanas aseguran haber frenado una sublevación militar en medio de las convulsiones por el segundo mandato de Maduro

El jefe del Parlamento ofrece «garantías» a los militares que se pongan «del lado del pueblo» venezolano

Un grupo de miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en Cotiza
Un grupo de miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en Cotiza

Redacción / Agencias

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha detenido, según el Gobierno venezolano, a «un reducido grupo» de soldados de un cuartel militar de Caracas que en la madrugada del lunes ha difundido una serie de vídeos en redes sociales en los que se declaran en contra del Gobierno de Nicolás Maduro, que pugna por seguir adelante con un segundo mandato ampliamente cuestionado.

El protagonista de los vídeos se ha identificado como el sargento mayor Valdrén Figueroa y ha asegurado que él y sus «guerreros» -poco más de una decena, a juzgar por las imágenes-, «desconocen completamente» al Gobierno de Maduro y están dispuestos a «luchar» junto al pueblo venezolano para «restablecer el hilo constitucional».

Figueroa ha pedido a «los guerreros de la calle que salgan a exigir sus derechos, que salgan a manifestar». «Ustedes querían que prendiéramos la mecha, aquí la estamos prendiendo (...) Estamos en lucha con ustedes por Venezuela», ha afirmado.

Otra tanda de vídeos posterior muestra a un supuesto comandante hablando con los soldados insurrectos para intentar convencerles de que depongan este conato de rebelión. «Nosotros también estamos padeciendo lo mismo que está padeciendo todo el pueblo de Venezuela», le reprocha uno de los militares sublevados.

«A lo mejor tienes razón (...) pero tienes que saber quién está detrás de todo esto», le responde el comandante. «¿Has escuchado los pronunciamientos de Estados Unidos? ¿Y eso no te dice nada?», ha indicado.

El llamamiento de Figueroa y sus hombres ha suscitado una tímida respuesta. Un grupo de habitantes de San José de Cotiza ha llevado a cabo una cacerolada y, según el diario venezolano El Nacional, han sido reprimidos con gases lacrimógenos.

«Traidores de la patria»

Poco después, la FANB ha emitido un comunicado en el que informa de que «los delincuentes fueron rendidos y capturados en la sede de la unidad especial de seguridad Waraira Repano, en Cotiza, a donde se habían dirigido encontrando firme resistencia por parte de los oficiales y tropas profesionales allí acantonados».

Según la versión de la FANB, «a las 2.50 (hora local) un reducido grupo de asaltantes adscritos al comando de zona número 43 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), traicionando su juramento de fidelidad a la patria y sus instituciones, sometió al capitán Gerson Soto Martínez, comandante del puesto de coordinación policial Macarao». Desde allí «se desplazaron en dos vehículos militares, luego irrumpieron contra la sede del destacamento de seguridad urbana ubicado en Petare, sustrayendo un lote de armas de guerra y secuestrando bajo amenaza de muerte a dos oficiales y dos guardias nacionales».

La FANB ha indicado que «en los actuales momentos (los detenidos) se encuentran brindando información de interés a los organismos de Inteligencia y al sistema de justicia militar». «A estos sujetos se les aplicará todo el peso de la ley», ha aseverado.

El número dos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, ha contado en Twitter que «lo primero que dijeron fue que les ofrecieron villas y castillos y los dejaron solos. Que los habían engañado», ha remachado.

Descontento militar

Los vídeos han sido difundidos por Soldados de Franela, un grupo de militares descontentos con el Gobierno que ya ha reivindicado varias acciones. Así, se atribuyeron el supuesto atentado perpetrado el pasado 4 de agosto con drones explosivos durante un desfile castrense en Caracas. Maduro salió ileso.

Las FANB son el pilar fundamental del edificio chavista, por lo que cualquier fisura en la institución armada podría provocar su colapso. En los últimos años ha quedado patente el descontento de algunos militares con Maduro y sus fieles pero no está claro que sea generalizado.

Los llamamientos de la oposición a los militares para que se vuelvan contra Maduro se han multiplicado desde el 10 de enero, cuando el presidente venezolano inició un segundo mandato que ni la disidencia interna ni gran parte de la comunidad internacional reconocen porque consideran que es fruto de un proceso electoral fraudulento.

En línea con este argumento, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, a quien los detractores de Maduro han señalado como único presidente legítimo de Venezuela, ha reiterado este lunes que «se compromete a brindar todas las garantías necesarias a los miembros de la Fuerza Armada que contribuyan activamente con la restitución de la Constitución».

No obstante, el presidente de la Asamblea Nacional ha aclarado que no pretende «que la Fuerza Armada se divida ni se enfrente». «Queremos que se ponga como un solo hombre del lado del pueblo y la Constitución y en contra de la usurpación», ha indicado.

La FANB ha declarado en el comunicado que «rechaza categóricamente este tipo de actos» y ha asegurado que «todas las unidades operativas, dependencias administrativas e institutos educativos se encuentran funcionando bajo completa y absoluta normalidad».

«Con toda seguridad, (estos actos) están motivados por oscuros intereses de la extrema derecha y son contrarios a las normas elementales de la disciplina militar, al honor y a las tradiciones de nuestra institución», ha añadido, incidiendo en su «irrestricto apego a la Constitución y las leyes de la República».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las Fuerzas Armadas venezolanas aseguran haber frenado una sublevación militar en medio de las convulsiones por el segundo mandato de Maduro