El atentado del ELN cierra la puerta al proceso de paz en Colombia

Un veterano guerrillero es el autor del ataque con coche bomba, que mató a 20 cadetes


Bogotá / E.La Voz

El atentado de Bogotá anuncia el fin del proceso de paz en Colombia. El Gobierno y la Fiscalía culparon este viernes a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) del ataque con coche bomba que la víspera mató a 20 cadetes en una academia de policía, además de al agresor, y dejó 68 heridos. El mayor atentado desde el año 2003 en la capital del país fue perpetrado, según los investigadores, por José Aldemar Rojas Rodríguez, un hombre de 57 años que introdujo un vehículo con 80 kilos de explosivo en la Escuela de Policía General Santander y posteriormente lo detonó.

Las autoridades dicen haber confirmado su identidad a través de la huella dactilar de su única mano, encontrada en el lugar. José Aldemar era manco. Según los investigadores, perdió una de sus extremidades en un accidente con explosivos hace una década cuando era instructor del ELN. El terrorista habría ingresado en la guerrilla colombiana hace 25 años, desempeñándose, en un principio, como miliciano, para más tarde ir escalando hasta convertirse en uno de sus jefes de inteligencia.

Aldemar, conocido como Mocho o Kiko, tiene vínculos con Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias Pablito, uno de los líderes del ELN que está en contra de negociar con el Gobierno.

El Ejército de Liberación Nacional nació, como las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, en 1964. Es la mayor guerrilla tras la desmovilización de las FARC, con más de 2.000 combatientes armados en las selvas colombianas. El ELN inició su propia negociación de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos en febrero del 2017. El diálogo avanzó muy lentamente, y se paralizó por completo con la llegada al poder de Iván Duque, el pasado agosto. El nuevo presidente exige la liberación de los secuestrados por la guerrilla y el fin de sus acciones ilícitas como condición para reanudar una negociación, tras haber prometido mano dura durante su campaña.

«No habrá ningún espacio de diálogo si continúa este grupo armado con los actos criminales. Frente al terrorismo no vamos a ceder y no vamos a negociar», dijo ayer el ministro de Defensa, Guillermo Botero.

En espera de Duque

Durante la mañana se especulaba en Colombia con la posibilidad de que Duque confirmase la ruptura total del diálogo con el ELN. Anoche, el presidente se encontraba reunido con el Consejo de Seguridad y no se había pronunciado al respecto.

El equipo negociador de la guerrilla continúa en La Habana, escenario de los diálogos, y sus órdenes de captura siguen suspendidas, ya que las negociaciones no se han roto oficialmente.

Por otro lado, un hombre fue detenido ayer en el sur de Bogotá por su participación en el atentado. Fue identificado como Ricardo Carvajal. Se le detuvo tras una intercepción telefónica posterior a la acción terrorista mediante la que se podría demostrar su participación en la misma.

Los implicados prepararon presuntamente el atentado durante diez meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El atentado del ELN cierra la puerta al proceso de paz en Colombia