La policía alemana contradice la versión de la paliza al parlamentario de la AfD

Cree que Magnitz sufrió las lesiones a causa de una caída cuando fue asaltado por tres hombres y no al ser golpeado por una viga en la cabeza, como sostiene su partido

Un grupo de policías en la plaza Goethe, donde fue atacado el diputado
Un grupo de policías en la plaza Goethe, donde fue atacado el diputado

Berlín / Corresponsal

Crece la polémica en torno a la agresión que sufrió el lunes un diputado de la ultraderecha alemana. Frank Magnitz, de 66 años y líder de AfD en Bremen, abandonó por voluntad propia el hospital al que llegó casi inconsciente y con heridas graves. Mientras su partido insiste en que el parlamentario fue atacado por tres encapuchados de extrema izquierda, que le golpearon con una viga de madera en la cabeza y siguieron dándole patadas una vez yacía en el suelo, las autoridades aseguran que el vídeo de las cámaras de seguridad contradice esta versión de lo ocurrido.

En la cinta aparecen tres sospechosos que se acercan a Magnitz por detrás. Entonces uno de ellos salta sobre él para empujarle, y como consecuencia, el diputado se cae. «La grabación no muestra a ninguno manipulando objeto alguno. Tampoco ningún tipo de patada. Lo que vemos es a los tres sospechosos huir inmediatamente tras el ataque. Damos por hecho que la herida en la cabeza se la produjo él mismo al caer», declaró Frank Passade, portavoz de la Fiscalía de Bremen, que ahora lo investiga como un delito de lesiones físicas, en lugar de un intento de homicidio como dijo en un principio.

¿Un robo?

El propio diputado afirma no recordar nada de la agresión. «Vuelvo a tener memoria cuando uno de los obreros que me ayudaron y llevaron al hospital me sentó contra la pared y me incorporó», dijo Magnitz en declaraciones al Bild. Acto seguido, AfD emitió un comunicado informando de que el político había sufrido un ataque de odio. Algunos medios especulan con la posibilidad de que se tratara de un robo.

A esta hora la Fiscalía analiza un escrito que apareció publicado el miércoles durante un breve lapso en Internet y en el que un grupo llamado Primavera Antifascista se atribuye el ataque, que fue condenado por políticos de todas las vertientes. Sin embargo, existen serias dudas sobre su autenticidad. Ayer en la recepción oficial de año nuevo, el presidente alemán volvió a posicionarse contra cualquier forma de violencia. Eso sí, Frank-Walter Steinmeier también advirtió contra la «instrumentalización» de este tipo de delitos. Entretanto, la casa de otro diputado de AfD amaneció con pintadas de «cerdo nazi».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La policía alemana contradice la versión de la paliza al parlamentario de la AfD