Francia pide a Italia que se ocupe de su propios asuntos tras su apoyo a los chalecos amarillos

Di Maio sube el tono y responde al enfado de la ministra de Exteriores gala reafirmando su respaldo a los manifestantes

Un grafiti reinterpreta la célebre obra de Delacroix incluyendo a los chalecos amarillos
Un grafiti reinterpreta la célebre obra de Delacroix incluyendo a los chalecos amarillos

REDACCIÓN / LA VOZ

El rifirrafe entre Francia e Italia a cuenta de la movilización de los chalecos amarillos no tiene visos de acabar a pocos meses de las elecciones europeas. El vicepresidente italiano, Luigi Di Maio, se reafirmó ayer en el apoyo expresado que dio el lunes a los manifestantes franceses y contraatacó después de que la ministra de Exteriores gala, Nathalie Loiseau, pidiera al Gobierno de Roma que se ocupe de sus propios asuntos.

«Cada Gobierno tiene como prioridad ocuparse del bienestar y del futuro de sus propios compatriotas, así que pienso que la prioridad del Ejecutivo italiano es ocuparse del bienestar del pueblo italiano», afirmó la política gala al llegar a una reunión de ministros en Bruselas, según recoge la agencia Efe. Loiseau dijo haber escuchado «mucho» a los populistas italianos del Movimiento Cinco Estrellas (M5E) y la ultraderechista Liga para pedir «respeto» hacia su país, en referencia a las declaraciones del Ejecutivo durante su enfrentamiento con la Comisión Europea después de que Bruselas rechazara los presupuestos italianos para el 2019. «Creo que ese respeto es debido, pero se debe a cualquier país, sobre todo, cuando somos vecinos, aliados y amigos», constató.

El líder de M5E refutó las declaraciones de Loiseau y reiteró su apoyo a las protestas de los chalecos amarillos. «Quizás se olvida de cuando su presidente, [Emmanuel] Macron, hablando de nuestro Gobierno, nos había comparado con la lepra», escribió Di Maio en Facebook. «El pueblo francés quiere el cambio y que se escuchen más sus exigencias. No puedo no compartir estos deseos, no pienso que esté diciendo nada ofensivo hacia los ciudadanos franceses», señaló.

Macron recupera apoyo

A pesar de las protestas, Macron recupera el apoyo de los franceses. Así registra una subida de popularidad de cinco puntos, la mayor desde noviembre del 2017, para situarse en el 28 %, según un sondeo realizado por Ifop-Fiducial para Paris Match. Otros sondeos recientes confirman el repunte, aunque con menos fuerza.

Las medidas sociales anunciadas por Macron para frenar la protesta de los chalecos amarillos parecen haber convencido a algunos ciudadanos. En particular a los mayores de 65 años, entre los que la popularidad ha mejorado ocho puntos para situarse en el 34 %, y los obreros, con un incremento también de ocho puntos, hasta un 20 % de satisfechos. El presidente convence a casi la totalidad (92 %) de quienes le votaron en las elecciones y gana aceptación entre los conservadores (35 %, tres puntos más).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Francia pide a Italia que se ocupe de su propios asuntos tras su apoyo a los chalecos amarillos