El opositor Julio Borges pide ayuda para derrocar a Maduro

Reclama sanciones a los chavistas y ayuda a los militares


CARACAS / CORRESPONSAL

El expresidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Venezuela Julio Borges envió una carta abierta a los dirigentes de los países de América Latina en los que los conmina a «actuar con determinación y urgencia» para impulsar la caída del Gobierno de Nicolás Maduro, que «hoy es un Estado fallido y el mayor peligro para toda la región».

El diputado, dirigente del proscrito partido Primero Justicia, se dirigió de forma explícita en concreto a dos mandatarios: a Pedro Sánchez y al mexicano, Andrés López Obrador. Les pidió que «no sean indiferentes o ingenuos con Venezuela y, al contrario, que sean factores que contribuyan a ensamblar una transición democrática en nuestro país».

Borges, exiliado en Colombia desde hace un año tras negarse a finales del 2017 a firmar un acuerdo con el Gobierno de Maduro para las elecciones del 20 de mayo, que la comunidad internacional considera fraudulentas, señaló que «es comprensible que algunos piensen hoy que la dictadura de Maduro ha prevalecido sobre los demócratas venezolanos para entronizarse indefinidamente en el poder, pero no es así: la verdad es que Maduro está irremisiblemente perdido».

El dirigente llamó a la comunidad internacional a establecer esfuerzos coordinados de presión contra el régimen de Maduro, así como a emplazar a las Fuerzas Armadas venezolanas «para que venza la represión y el chantaje y sea un factor decisivo para restaurar la Constitución y la democracia».

Borges comparó a Maduro con Hitler en 1940, cuando Charles de Gaulle señaló que estaba perdido por la coalición internacional a la que había despertado, «justo en la hora más tenebrosa para Francia. Guardando las proporciones, así juzgamos nosotros la situación actual de Maduro».

Desalojo del poder

«Todo lleva a su desalojo del poder pues, al tiempo que pretende perpetuarse a costa de la vida de los venezolanos, el dictador enfrenta hoy día un panorama interno e internacional que precipitará su salida». Maduro pretende jurar el 10 de enero su nuevo mandato en el Tribunal Supremo, toda vez que él desconoce y es desconocido por la Asamblea Nacional, a la que ha anulado a fuerza de decisiones judiciales.

Uno de los autores de estas decisiones, el magistrado Christian Zerpa, desertó a Estados Unidos, y desde allí denunció que Maduro ordenaba las decisiones que tenía que tomar el Tribunal Supremo y se manifestó en contra de la toma de posesión del mandatario en el máximo tribunal.

En tanto, Maduro señaló que quienes se plieguen a la posición de la Asamblea Nacional son «traidores a la patria» y acusó a Estados Unidos y a Colombia de intentar propiciar un golpe de Estado en Venezuela.

El chavismo se ha declarado en «máxima alerta» y ha convocado a sus partidarios a Caracas, a la toma de posesión de Maduro, a fin de impedir la consumación de dicho golpe de Estado, señaló Diosdado Cabello, número dos del partido gobernante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El opositor Julio Borges pide ayuda para derrocar a Maduro