París duda de que el EI esté detrás del ataque en Estrasburgo

La muerte de un periodista eleva las víctimas a cuatro


París /colpisa

El Gobierno francés no da crédito a la autoría por el autoproclamado Estado Islámico (EI) del atentado de Estrasburgo y considera oportunista la reivindicación publicada por su órgano de propaganda poco después de que Cherif Chekatt, único sospechoso, muriera el jueves en un tiroteo con la policía en la capital alsaciana. El fallecimiento de un herido en estado crítico -el periodista italiano Antonio Megalizzi, de 29 años- elevó ayer a cuatro los muertos por el ataque al mercado de Navidad, que reabrió sus puertas horas antes de la llegada del presidente Emmanuel Macron para reunirse con familiares de las víctimas y felicitar a las fuerzas del orden.

Con el cadáver de Chekatt, estrasburgués de 29 años fichado por radicalización islamista, todavía yaciente en una acera, la agencia Amaq afirmó que el atentado del martes fue perpetrado por un soldado del EI. Los servicios antiterroristas franceses ponen en duda la veracidad del comunicado que no menciona, en contra de lo que es habitual, el alias de guerra del terrorista, a quien los investigadores no han encontrado ningún testamento, emblema de la organización ni juramento de lealtad.

«La reivindicación de Daesh (acrónimo árabe del EI) es totalmente oportunista», afirmó el ministro del Interior, Christophe Castaner. Los especialistas franceses observan que las reivindicaciones del EI han perdido credibilidad desde los golpes militares asestados en la primavera del 2017 a sus feudos en Irak y Siria. Ponen dos ejemplos de precedentes autorías asumidas que resultaron infundadas: la carnicería en Las Vegas en octubre del 2017 a manos de un supremacista estadounidense o un caso de violencia machista el pasado agosto en la ciudad gala de Trappe.

El fiscal Rémy Heitz destacó ayer la importancia de la colaboración ciudadana en la localización de Chekatt al cabo de dos días de caza al hombre en la que se movilizaron a 720 gendarmes y policías. En menos de 24 horas se recibieron 795 llamadas al número facilitado para recoger testimonios, de las que dos resultaron determinantes. Un vecino vio el jueves a un hombre que saltaba vallas por jardines particulares y una mujer reveló horas después que se había cruzado en el mismo barrio con un individuo herido en el brazo, como el fugitivo que había recibido un tiro al enfrentarse a una patrulla militar.

Reitz afirmó que Chekatt disparó primero cuando se vio descubierto por una dotación de tres policías y la bala impactó en una puerta del coche patrulla. Los agentes repelieron la agresión y mataron en el acto al hombre más buscado de Francia. En la fachada del inmueble junto al que se produjo el tiroteo era visible una docena de impactos de bala. Al lado del cadáver se encontró un viejo revólver de un modelo que data de finales del siglo XIX cargado con seis municiones de 8 milímetros de las que cinco estaban percutidas. En un bolsillo había otros cinco proyectiles del mismo calibre y un cuchillo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

París duda de que el EI esté detrás del ataque en Estrasburgo