May viajará a Bruselas para exigir un mejor pacto del «brexit»

La primera ministra británica advierte que el país afronta un terreno incierto si el acuerdo que ha negociado con la UE es rechazado en la votación parlamentaria de este martes


La primera ministra británica, Theresa May, tiene intención de emular a Margaret Thatcher al viajar a Bruselas para exigir un mejor acuerdo del brexit, en un intento por evitar la caída de su Gobierno, afirma hoy The Sunday Times.

Los ministros más cercanos a May le han hecho saber que necesita emular el famoso «momento del bolso», en alusión a la dureza de la exprimera ministra conservadora Margaret Thatcher (en el poder entre 1979 y 1990) al negociar con la Unión Europea (UE), si quiere convencer a sus diputados a que voten a favor de su acuerdo en la votación de este martes en la Cámara de los Comunes.

May afronta una eventual derrota después de que algunos de sus diputados y muchos de la oposición indicasen que no apoyarán el pacto.

La «premier» necesita 320 votos para sacar adelante el acuerdo y tiene 315 diputados conservadores.

De acuerdo con el citado dominical, May espera anunciar mañana que retrasará el voto del día 11 a fin de hacer un último esfuerzo diplomático en la cumbre europea del jueves en Bruselas.

El rotativo añade que varios ministros advirtieron a May de que tiene que demostrar que lucha por conseguir un pacto aceptable para el ala más euroescéptica de su formación, de lo contrario la crisis puede llevar a la caída de su Gobierno y la llegada al poder del líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn.

El mismo dominical afirma, además, que algunos miembros del Gobierno planean la convocatoria de un nuevo referéndum si May no consigue concesiones de Bruselas y que se trabaja en dos versiones. Una de ellas sería preguntar a la población que elija entre el acuerdo del brexit de May o la permanencia en la UE. La segunda versión consistiría en preguntar a los votantes que decidan entre permanecer o marcharse de la Unión, con una pregunta adicional referida a que, si gana la retirada, si apoyarían el acuerdo de May o un brexit sin nada.

El Sunday Times afirma que la decisión final sobre si se retrasa la votación será tomada mañana, lunes.

La primera ministra británica, Theresa May, advirtió hoy de que el Reino Unido afronta un terreno incierto si el acuerdo del brexit que ha negociado con Bruselas es rechazado en la votación parlamentaria de este martes.

Cuando faltan dos días para que la Cámara de los Comunes decida si apoya o no el pacto, May señaló hoy al dominical Mail on Sunday que las consecuencias de un rechazo implicaría que el país entrará en «aguas inexploradas» y en una «grave incertidumbre».

La «premier» conservadora hizo esta advertencia a raíz del profundo descontento que su acuerdo sobre la retirada británica de la Unión Europea (UE) ha generado entre los diputados de su formación, así como de gran parte de la oposición.

Muchos diputados esperan votar en contra porque rechazan la salvaguarda del brexit, sobre la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, pues el objetivo es que sea invisible para no perjudicar el proceso de paz en la provincia británica.

Esa salvaguarda, conocida como «backstop», prevé que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte también esté alineada con ciertas normas del mercado único, salvo que Londres y Bruselas presenten una solución alternativa para la frontera o hasta que establezcan una nueva relación comercial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

May viajará a Bruselas para exigir un mejor pacto del «brexit»