El Gobierno francés cede ante los chalecos amarillos y anula la subida de los carburantes

El Gobierno francés pensó en un primer instante en posponer la medida medio año pero finalmente no subirá los impuestos a los combistibles


Redacción

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anulado la nueva tasa al carburante, en vez de suspenderla durante seis meses, como se había anunciado este martes, en un nuevo paso para intentar aplacar el malestar social encabezado por los «chalecos amarillos» .

Portavoces del Elíseo confirmaron a Efe esta decisión que supone una concesión más del Ejecutivo francés para intentar calmar las manifestaciones de los «chalecos amarillos», movilizados desde el pasado 17 de noviembre por la caída de su poder adquisitivo.

Batalla campal entre chalecos amarillos Las protestas contra la subida del precio de los carburantes en Francia han ocasionado disturbios este sábado en la capital parisina

Con este nuevo anuncio, el Gobierno francés pretende evitar a toda costa que se repitan este sábado las escenas de guerrilla urbana de la protesta del pasado 1 de diciembre en París.

A la anulación del impuesto al combustible -el que prendió la mecha del movimiento-, se unen otras dos medidas dirigidas a apaciguar la tensión social ya comunicadas el martes: la congelación de las tarifas de la electricidad y el gas.

París intenta volver a la normalidad tras los disturbios de los «chalecos amarillos» La jornada de violentos enfrentamientos se salda con 412 detenidos y 133 heridos

El nuevo gesto de Macron a este movimiento contestatario sucede el mismo día que la Asamblea Nacional francesa sometió a votación la gestión gubernamental, aprobada por mayoría absoluta, con 358 sufragios de los diputados de La República en Marcha (LREM) de Macron y sus socios centristas, frente a 194 votos en contra.

En el Consejo de Ministros celebrado hoy, Macron no cedió, sin embargo, a otra de las principales reivindicaciones de los «chalecos amarillos», el restablecimiento del impuesto sobre la fortuna (ISF).

Este tributo, que lo pagaban aquellos con un patrimonio neto imponible superior a los 1,3 millones de euros, fue suprimido en 2018 con el objetivo de aumentar el atractivo del país para los inversores y evitar que las grandes fortunas se establecieran en el extranjero.

Fue sustituido por el de la fortuna inmobiliaria (IFI), que tasa exclusivamente el valor neto del patrimonio inmobiliario.

Macron cede a la presión violenta de los chalecos amarillos, que no se rinden

fERNANDO ITURRIBARRÍa

El Gobierno aplaza al menos seis meses la subida de impuestos a los combustibles

Arrollador hasta ahora en su política de reformas, Emmanuel Macron ha cedido a la presión violenta de los chalecos amarillos que ha puesto a Francia al borde de la insurrección ciudadana. El Gobierno francés suspendió ayer las subidas de la fiscalidad ecológica sobre los carburantes fósiles que motivaron la más grave crisis social en el año que lleva en el poder por temor a que el estallido de violencia contagie a otros sectores como estudiantes, agricultores y camioneros.

Pero los portavoces del movimiento que reivindica aumentar el poder adquisitivo de las depauperadas clases medias y populares juzgaron insuficientes las concesiones y llamaron a un nuevo sábado de protestas callejeras el próximo fin de semana.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno francés cede ante los chalecos amarillos y anula la subida de los carburantes