Trabajadores en negro en la empresa familiar del populista Luigi Di Maio

maría signo ROMA / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

Tony Gentile

Los hechos denunciados «son anteriores al período en el que figuro como socio»

30 nov 2018 . Actualizado a las 08:09 h.

Que se denuncie que en la empresa de su familia hay trabajadores que cobran en negro no es algo agradable para el ministro de Trabajo y vicepresidente del Gobierno, Luigi Di Maio. El escándalo empezó con la denuncia de Salvatore Pizzo en un programa de Mediaset, la televisión de Berlusconi, en el que aseguró que entre 2009 y 2010 había trabajado de forma irregular en la empresa de construcción de Antonio Di Maio, padre del político. A esta acusación se añadieron las de otros dos trabajadores y la incautación ayer, por parte de la policía municipal de Mariglianella (Nápoles), de zonas de un terreno propiedad de la firma familiar por la presencia de residuos inertes.

La empresa de construcción de la familia del líder del Movimiento 5 Estrellas (M5E), Ardima Construcciones, pertenece hoy a partes iguales a Luigi Di Maio y a su hermana Rosalba mientras que el tercer hermano aparece como administrador. Hasta 2014, cuando los padres la donaron a los hijos, la empresa estaba a nombre de la madre, Paolina Esposito, aunque era Antonio, el padre, el verdadero propietario además de aparejador responsable de las obras. Según la denuncia de un trabajador presentada en el tribunal de Trabajo, parte de su nómina era pagada en negro ya que en ella figuraban menos horas de las realmente trabajadas. Y no era el único en esta situación ya que en la causa contra la empresa otros empleados confirmaron la práctica ilegal del padre de Di Maio, que vio como el juez daba la razón al empleado. La causa está en apelación.

Ante las insinuaciones de que también el ministro podría haber trabajado en la empresa en negro fue el propio Di Maio quién publicó los documentos de su contrato a tiempo determinado y de sus nóminas entre el 27 de febrero y el 27 de mayo de 2008. Tres meses de trabajo que se contradicen con lo que contó hace poco tiempo en televisión: «De joven trabajé como albañil. El verano lo pasaba en la obra».