Hong Kong juzga a los líderes de la Revolución de los Paraguas

Los nueve activistas prodemocracia se declaran inocentes de cargos penados con siete años de prisión


Pekín / E. La Voz

Hong Kong juzga a los impulsores de Occupy Central, el movimiento que en el 2014 movilizó a miles de personas a favor de una verdadera democracia en la excolonia británica ante las imposiciones de Pekín, dando lugar a las llamada Revolución de los Paraguas. Los nueve acusados se enfrentan a penas de siete años de cárcel por los delitos de incitación y conspiración para alterar el orden público.

Acompañados de unos centenares de seguidores y ante un gran despliegue de medios de comunicación, los nueve acusados abrieron paraguas amarillos y gritaron consignas a favor de la democracia antes de entrar ayer en el juzgado. En esta primera sesión del juicio, se declararon inocentes de los cargos. En el banquillo se sientan tres fundadores del movimiento Occupy Central: el sociólogo Chan Kin-man, de 59 años; el profesor de Derecho Benny Tai, de 54, y el reverendo Chu Yiu-ming, de 74. Los otros seis acusados son diputados, líderes estudiantiles y activistas.

Para los líderes prodemocracia, el juicio pone a prueba la fortaleza e independencia de la Justicia de la región autónoma de Hong Kong y la validez del compromiso de China de respetar las leyes del territorio bajo el principio de «un país, dos sistemas». La excolonia goza de derechos como la libertad de prensa, de expresión y de reunión, que no existen en la China continental.

Los activistas están siendo juzgados bajo una ambigua ley de la época colonial. El fiscal les acusa de bloquear ilegalmente lugares públicos y causar perjuicios a los habitantes de Hong Kong. En septiembre del 2014 la reivindicación de elegir al presidente del gobierno local por sufragio universal cristalizó en movilizaciones que ocuparon el distrito financiero de Hong Kong durante 79 días. No consiguieron su objetivo, el jefe de gobierno lo sigue nombrando un comité controlado por Pekín.

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado que en estos cuatro años han sido procesados unos 200 activistas y, decenas de ellos, condenados por diferentes cargos. También han sido sometidos a varios procesos los líderes estudiantiles Joshua Wong, Alex Chow y Nathan Law, que finalmente quedaron libres de cargos en febrero.

Persecución

Desde el 2014, Pekín, con la colaboración del gobierno de Hong Kong, ha ido aumentando la presión y recortando libertades. Los últimos ejemplos ha sido la denegación de visado para el corresponsal del periódico The Financial Times y las dificultades que tuvo hace dos semanas el famoso escritor Ma Jian para dar un par de conferencias. El pasado septiembre, se ilegalizó el independentista Partido Nacional de Hong Kong. Sin olvidar el secuestro de cinco libreros por editar libros prohibidos en China, a finales del 2015.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Hong Kong juzga a los líderes de la Revolución de los Paraguas