Macron insta en Berlín a reforzar el eje franco-alemán para relanzar la UE

Hace una encendida defensa de la unidad europea frente a los nacionalismos


Berlín / Colpisa

El presidente francés, Emmanuel Macron, hizo ayer un llamamiento a Alemania a hacer un esfuerzo común con Francia para que Europa resista los nacionalismos, origen de las guerras que asolaron el continente en el pasado. «Debemos encontrar el valor para abrir unidos un nuevo capítulo», dijo en un discurso ante el pleno del Bundestag, el Parlamento federal, ante el que subrayó: «Se lo debemos a todos aquellos que en los últimos 70 años han trabajado por la paz». La máxima autoridad gala reclamó una nueva soberanía europea y subrayó que la UE afronta retos para los que no fue concebida. Macron habló de la defensa común del continente, un presupuesto único e incluso una oficina europea para los refugiados. Es necesario superar «obstáculos y miedos» cuando se trata de compartir partes crecientes de los presupuestos e incluso de los impuestos, dijo. Tras subrayar que no debe haber límites a las ideas y pensamientos, afirmó que «cada generación debe involucrarse a su manera en Europa».

En presencia de la canciller federal, Angela Merkel, y su Gabinete, el líder francés apeló a la amistad franco-alemana y el poderío de la locomotora que ambos países forman para afrontar unidos otros retos globales, como el cambio climático o los conflictos comerciales. En ese sentido, advirtió que el mundo amenaza con caer «en el abismo de la ilimitada fascinación por la tecnología sin conciencia, el nacionalismo sin memoria y el fanatismo sin valores». «No somos todavía conscientes del significado de los tiempos en que vivimos», alertó.

El jefe del Elíseo continuó: «Nuestras coincidencias son más fuertes que las diferencias». Y agradeció la posibilidad de dirigirse a los diputados de la Cámara Baja germana en una jornada tan simbólica como el Volkstrauertag, el día de luto nacional instaurado hace un siglo en Alemania en solidaridad con los familiares de los caídos en la Primera Guerra Mundial y que, además, rinde homenaje a las víctimas de todos los conflictos bélicos y dictaduras.

Reconciliación

Alemania ha superado «los demonios ávidos de sangre del nacionalismo», apuntó Macron, quien afirmó sentirse «orgulloso de que Francia haya jugado un papel en esa resurrección». En un gesto más de reconciliación en el centenario del fin de la primera gran contienda, el presidente galo destacó que París y Berlín han trabajado intensamente en las últimas décadas para construir un proyecto comunitario.

«Europa y, dentro de ella, la pareja franco-alemana tienen el deber de evitar que el mundo caiga en el caos; por eso Europa debe ser más fuerte y más independiente», insistió Macron, al tiempo que recordó su iniciativa para la creación de un ejército europeo e insistió en que los socios de la UE deben asumir más responsabilidad en su defensa y seguridad.

Al comienzo de su visita a Berlín, Macron y el presidente alemán, Frank Walter Steinmeier, asistieron con jóvenes de todo el mundo a un debate sobre la paz del movimiento Youth for Peace. Al término de cuatro jornadas de debates, los participantes presentaron sus conclusiones y propuestas a los dos jefes de Estado, quienes celebraron la iniciativa de crear una «línea de la paz» que cruce Europa uniendo los principales monumentos y memoriales que recuerdan los dos grandes conflictos continentales del siglo XX.

Macron y Steinmeier acudieron poco después al monumento de la Nueva Guardia en la histórica avenida Unter den Linden para colocar coronas de flores en el monumento a las Víctimas de las Guerras y Dictaduras. En la ceremonia ante la Piedad de la escultora Käthe Kollwitz estuvieron presentes los máximos representantes de los poderes del Estado: Merkel y los presidentes del Bundestag, el Bundesrat y el Tribunal Constitucional.

Merkel admite que es hora de concretar ya las reformas

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, anunciaron ayer su firme intención de presentar hasta mediados de diciembre amplias propuestas para reformar la Unión Europea. «En verdad, ahora tenemos que hacer planteamientos concretos», dijo Merkel antes de reunirse con Macron en la sede de la cancillería en Berlín.

Merkel mencionó la creación de un presupuesto para la eurozona que compense mejor los desequilibrios entre los 19 países miembros, así como de un fondo monetario europeo que contribuya a estabilizar el euro. También aludió a la demanda de Macron de implantar un impuesto digital a los gigantes de Internet, que también apoya el Gobierno español, pero en el que aún no hay consenso entre los Ejecutivos francés y alemán.

Merkel calificó de «impresionante y grandiosa» la alocución ante el Parlamento alemán en la que el mandatario galo instó a ceder más soberanía a la Unión Europea para fortalecerla en tiempos convulsos y destacó el rol al respecto del dúo franco-alemán.

Los mandatarios europeos celebrarán el 13 y el 14 de diciembre una cumbre en la que se espera que queden sentadas las bases de nuevas reformas para dar un nuevo impulso a la Unión Europea. Emmanuel Macron, que ha tenido que esperar más de un año la respuesta alemana a su ambicioso plan de refundación del bloque comunitario, dijo que el objetivo es fortalecer la eurozona, pero también dedicar más inversiones en aras de una Europa más eficiente y más cercana a los ciudadanos para combatir los populismos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Macron insta en Berlín a reforzar el eje franco-alemán para relanzar la UE