La CIA señala «sin duda» al príncipe Bin Salmán por la muerte de Khashoggi

Trump insiste en exculpar a su aliado y evita aumentar las sanciones contra Riad


NUEVA YORK / CORRESPONSAL

La CIA puso en conocimiento del presidente de EE. UU. sus conclusiones sobre el asesinato del columnista del Washington Post Jamal Khashoggi. El espionaje americano está convencido de que el príncipe saudí Mohammed Bin Salmán ordenó el crimen cometido el pasado 2 de octubre en su consulado en Turquía, donde Kashoggi fue torturado, asesinado, desmembrado y finalmente disuelto en ácido, según la inteligencia de Ankara. «Hasta este momento nos han dicho que él (Bin Salmán), no desempeñó ningún papel», dijo Donald Trump ayer antes de subirse al Air Force One, donde mantuvo una conversación al respecto con el secretario de Estado Mike Pompeo y con la directora de la CIA Gina Haspel.

Tanto Haspel como el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, ya le han mostrado distintas evidencias al presidente de la presunta participación del príncipe heredero en el asesinato, pero, según varios asesores del ala oeste, Trump sigue siendo muy escéptico y ha llegado incluso a «buscar formas de evitar culpar a Mohammed». «Es posible que esto haya ocurrido sin su conocimiento», deslizó en una entrevista en octubre, contradiciendo los hallazgos de la CIA.

En su último informe, los espías estadounidenses determinaron que, debido a que el príncipe ejerce la autoridad absoluta en el reino saudí, era «inconcebible» que una operación a tal escala (que involucró a 15 agentes que viajaron en aviones del Gobierno) pudiera haberse completado sin su consentimiento y autorización.

La CIA examinó una llamada telefónica que el hermano del príncipe Khalid bin Salmán -embajador saudí en EE. UU.- tuvo con Khashoggi y en la que Salmán le dijo que su visita al consulado en Ankara «sería segura». «No está claro si Khalid sabía que Khashoggi sería asesinado, pero hizo la llamada por orden de su hermano», reveló el Post. «Esta es una situación en la que todos en la Casa Blanca saben lo que sucedió», añadió uno de los asesores que habla con Trump a menudo.

Sin sanciones al régimen

A pesar de las sanciones que EE. UU. impuso el pasado jueves a 17 ciudadanos de Arabia Saudí, el presidente sigue siendo reticente a extender el castigo al régimen, entre sospechas de que los vínculos empresariales podrían ser el motivo de su tibieza. «Amo a los saudíes. Son muy simpáticos. Hago mucho dinero con ellos. Me han comprado todo tipo de cosas. Me pagan cientos de millones», alardeó el republicano en julio del 2015, durante su primer mes de campaña electoral. «Nos han dado muchos trabajos y mucho negocio y desarrollo económico», repitió ayer tras hacer extensivo el enriquecimiento al país entero.

Desde que Khashoggi entró en el consulado para obtener documentación que le permitiera casarse con su prometida turca, los saudíes han ofrecido múltiples y contradictorias versiones sobre lo que le sucedió al columnista. Khashoggi, que vivía exiliado en Virginia por motivos de seguridad, era un crítico de las políticas del régimen saudí y concretamente de Bin Salmán.

El presidente enreda con Pelosi para dividir a los demócratas

Donald Trump renovó su oferta a Nancy Pelosi para que la demócrata cuente con los votos necesarios que le permitan presidir la Cámara de Representantes, a partir del 3 de enero. «Puedo conseguir para Nancy Pelosi todos los votos que ella quiera. Se merece esta victoria, se la ha ganado, pero hay algunos en su partido que están intentando apartarla. Ella ganará», dijo en Twitter. El neoyorquino confirmó a los periodistas que, «sea cual sea el número de votos que necesite, cincuenta, diez, dos o uno, los tiene, automáticamente». «Entonces díganle a la oposición que están perdiendo el tiempo», zanjó Trump, dando incluso nombres de republicanos moderados que podrían apoyarla, como el representante por Nueva York, Tom Reed.

Si finalmente Pelosi necesitase esa ayuda, el presidente podría cobrarse el favor antes de las presidenciales y así conseguir que su agenda legislativa no quede del todo paralizada por la mayoría demócrata. Pelosi sin embargo, parece bastante segura de que puede hacerlo sola. «100 %», dijo. «Ganará con los votos demócratas», reiteró ayer su portavoz pese al incremento de voces contrarias a su candidatura.

Conflicto con China

El Ejecutivo estadounidense también fue protagonista en terreno internacional después del nuevo choque con China. En plena cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, el presidente Xi Jinping y el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, intercambiaron críticas. Pence reiteró que Washington combatirá las prácticas comerciales chinas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La CIA señala «sin duda» al príncipe Bin Salmán por la muerte de Khashoggi