Arabia Saudí envió dos «limpiadores» a Turquía para «borrar» las pruebas del asesinato de Khashoggi

Estambul quiere investigar si el cuerpo del periodista fue disuelto en ácido y quién ordenó matarle

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Arabia Saudi
El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Arabia Saudi

Redaccion / Agencias

Arabia Saudí envió a dos «limpiadores» a Turquía para «borrar» las pruebas del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul el mes pasado, según ha asegurado hoy un alto funcionario turco.

Dos «limpiadores», un químico y un experto en toxicología, vinieron a Turquía «con el único objetivo de borrar las pruebas del asesinato de Jamal Khashoggi antes de que la policía turca fuera autorizada a registrar las instalaciones», indicó este funcionario a Afp, aunque pidió anonimato. 

También ha hablado sobre este asunto el vicepresidente de Turquía, Fuat Oktay, que ha asegurado que hay que investigar si son ciertas las informaciones que apuntan que el cuerpo del periodista fue disuelto en ácido en el Consulado saudí en Estambul, al tiempo que ha subrayado que hay que averiguar quién ordenó matarle, según informa Europa Press.

El 2 de noviembre, Yasin Aktay, asesor del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que los restos mortales de Khashoggi fueron disueltos en ácido dentro del Consulado saudí en Estambul o bien en sus inmediaciones, según informó el diario Hurriyet. «Ahora sabemos que no solo le desmembraron, sino que se deshicieron del cuerpo disolviendo sus partes», declaró Aktay, también amigo del fallecido. «Por eso lo desmembraron primero, para que fuera más fácil disolverlo. Tenían la intención de no dejar ningún rastro», añadió.

El vicepresidente turco ha dicho a la agencia de noticias Anatolia que ya se ha aceptado que Khashoggi, que desapareció cuando entró en el Consulado saudí en Estambul el 19 de octubre, fue víctima de un asesinato. «La pregunta ahora es quién dio las órdenes. Eso es en lo que estamos intentando conseguir respuestas ahora», ha afirmado Oktay. «Otro tema es dónde está el cuerpo. Hay informaciones que señalan ahora que fue disuelto en ácido. Todo eso hay que mirarlo», ha asegurado.

El periodista Jamal Khashoggi, crítico con el régimen saudí y particularmente con el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, entró el 19 de octubre en el Consulado saudí en Estambul para tramitar los documentos necesarios para poder casarse con su prometida y nunca volvió a salir de esa legación.

Arabia Saudí negó durante días que estuviera muerto y, tras varios cambios de versiones, admitió que había muerto dentro del consulado por una agresión. Turquía mantiene que Jashogi fue asesinado y ha pedido a Arabia Saudí que entregue al equipo de funcionarios saudíes que llegó al Consulado para matar al reportero y luego abandonar el país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Arabia Saudí envió dos «limpiadores» a Turquía para «borrar» las pruebas del asesinato de Khashoggi