Las autoridades no creen que haya supervivientes entre los 189 ocupantes del avión de Lion Air que se estrelló en Indonesia

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

El aparato desapareció de los radares 13 minutos después de despegar del aeropuerto de Yakarta. Los servicios de rescate han encontrado los primeros cadáveres entre los restos de la aeronave

29 oct 2018 . Actualizado a las 19:52 h.

Las autoridades de Indonesia trabajan con la hipótesis de que no hay supervivientes entre los 189 ocupantes del avión Boeing 737 Max 8 de la aerolínea de bajo coste Lion Air que se ha estrellado este lunes en el mar de Java trece minutos después de despegar desde Yakarta, según ha informado el diario The Jakarta Post y recoge la agencia Europa Press.

«Mi predicción es que nadie ha sobrevivido», ha asegurado el director de Operaciones de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate de Indonesia (Basarnas), Bambang Suryo Aji, en una rueda de prensa. «Es posible que las 189 personas hayan muerto», ha añadido.

Los equipos de salvamento han recuperado varios restos de cadáveres de pasajeros que han introducido en nueve bolsas, además de fragmentos de la aeronave, enseres personales y documentos de pasajeros. Los restos han sido trasladados al Hospital de la Policía Nacional de Bhayangkara, en Yakarta.

Bambang ha contado que el avión se estrelló contra el agua cuando sobrevolaba el mar de Java a unos 3.000 pies de altura, frente a la costa de Karawang, en el oeste de la isla de Java. El piloto de la aeronave, un Boeing 737 Max 8, solicitó permiso para regresar al aeropuerto de Yakarta apenas dos minutos después de despegar desde el aeródromo.

«Recibimos una solicitud del piloto para retornar a la base. El controlador de tráfico aéreo dio permiso para retornar y hay una grabación sobre ello», ha explicado el presidente de AirNav, Novie Riyanto, en una rueda de prensa en el aeropuerto internacional de Soekarno-Hatta en Tangerang, en la isla de Java.

Hasta el momento, los equipos de rescate no han logrado encontrar el fuselaje del avión, aunque sí que se han hallado algunas partes de la aeronave. En las tareas de salvamento participan efectivos de la agencia BASARNAS, las Fuerzas Armadas y la Policía.

La Marina indonesia ha desplegado el buque Rigel-933 con un equipo de 40 buzos para intentar localizar a las víctimas del siniestro aéreo, que se cree que estaría atrapadas dentro del aparato.

El ministro de Transporte indonesio, Budi Karya Sumadi, ha asegurado en rueda de prensa que la Comisión Nacional de Seguridad en el Transporte (KNKT) está investigando la causa del siniestro. «Lo que sé hasta ahora es que no parece haber negligencia por parte de las autoridades. Sea como sea, dejen que la KNKT investigue este incidente», ha afirmado.