Los demócratas recuperan a Michelle Obama para activar el voto femenino

El 63 % de las mujeres aseguran que votarán por los progresistas en noviembre


NUEVA YORK / CORRESPONSAL

Los altos niveles de popularidad de Michelle Obama han convertido a la exprimera dama de Estados Unidos en la mejor arma demócrata de cara a las elecciones legislativas. Michelle, militante convencida, se ha metido de lleno en la batalla por el Congreso y ha decidido utilizar su capacidad de movilizar a la gente, especialmente a las mujeres y a la minoría negra, para pedir que salgan a votar el 6 de noviembre.

Así lo hizo recientemente en Las Vegas ante miles de personas que jaleaban su nombre y pedían que se presentase a las presidenciales. Esta es una posibilidad con la que sueña el Partido Demócrata pero que ella sin embargo, siempre ha descartado. «Absolutamente no», repitió este jueves en una entrevista en NBC, a sabiendas de que es una de las candidatas más buscadas para intentar derrotar a Donald Trump en el 2020.

Hasta entonces, los responsables de la formación progresista han decidido utilizar su carisma para la próxima contienda política, conscientes de que el tono inspirador de la estadounidense le da al partido una posición mucho más amable. «Cuando Michelle habla, lo hace sin tener antecedentes políticos. Hay un mensaje muy auténtico y la gente confía en ella», analizó la estratega demócrata Starr Hopkins.

Su presencia además va de la mano al movimiento MeToo, un colectivo que ha impulsado el voto femenino tanto que según un sondeo de la CNN, el 63 % de las mujeres encuestadas confesaron que su intención de cara a noviembre es votar por los candidatos demócratas.

El Partido Republicano ha comenzado a contraatacar la movilización del voto femenino a través de una nueva estrategia. En un intento de energizar a la base republicana, cerca de 100 anuncios emitidos más de 34.000 veces han bombardeado las televisiones de los estadounidenses en el último mes. En ellos, los conservadores resucitan los peores momentos de Hillary Clinton y la comparan con la actual líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Es precisamente en esta cámara donde el Partido Republicano corre más riesgo de perder su mayoría y, por ello, la inversión en estas publicidades superó los 28 millones de dólares.

Ivanka en la ONU

Mientras los partidos prosiguen sus respectivas campañas, el presidente Trump ha puesto en marcha la suya particular al respecto del cargo que recientemente abandonó Nikki Haley como embajadora de EE.UU. en la ONU. «Es agradable que todo el mundo quiera que Ivanka sea la nueva embajadora. Ella sería increíble, pero ya puedo escuchar los cánticos de nepotismo», declaró el magnate en Twitter.

El nombre de Ivanka como embajadora comenzó a sonar el pasado martes cuando Haley alabó el trabajo de la hija del presidente, así como de su marido Jared Kushner. Esta posibilidad sin embargo es muy remota. De hecho, la propia joven lo negó en su red social consciente de que su presencia en Naciones Unidas, efectivamente podría chocar con las leyes sobre nepotismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los demócratas recuperan a Michelle Obama para activar el voto femenino