Barnier confirma que habrá controles entre Irlanda del Norte y el Reino Unido

rita a. tudela LONDRES / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

XOAN A. SOLER

11 oct 2018 . Actualizado a las 08:00 h.

Habrá controles administrativos que ahora no existen. La salida de Londres del bloque común obligará a implantarlos entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido, advirtió ayer el negociador jefe de la UE para el brexit, Michel Barnier.

Pese a la dificultad de las negociaciones, tanto Bruselas como Londres excluyen tener una frontera física en la isla de Irlanda. «Por tanto, lo que llegue a Irlanda del Norte llegará también a nuestro mercado único», explicó Barnier. Según contó, los negociadores de ambas partes están trabajando «día y noche» para llegar a un acuerdo que esté listo para la cumbre de líderes europeos de la próxima semana. El gran desafío de la negociación ahora es garantizar que los procesos sean «tan sencillos como resulte posible y que no sean gravosos».

Pero desde el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP, por sus siglas en inglés) miran con lupa cada movimiento. Las diferencias son tales que los 10 diputados que apoyan a la primera ministra, Theresa May, para gobernar en minoría amenazaron ayer con rechazar los presupuestos del Reino Unido a finales de este mes si no están contentos con el pacto al que se llegue. El DUP ya advirtió en el pasado que no aceptará la propuesta de Bruselas para que Irlanda del Norte mantenga las normas aduaneras de la UE para permitir que el comercio fluya libremente a través de la frontera.