May exige a los suyos que cierren filas con ella sobre el «brexit»

rita A. tudela LONDRES / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

May intentó desdramatizar la desafección que siente con ella su partido bailando al ritmo del grupo sueco Abba.
May intentó desdramatizar la desafección que siente con ella su partido bailando al ritmo del grupo sueco Abba. Stefan Rousseau

Clausura el congreso de los «tories» sin aclarar cómo piensa desbloquear las negociaciones con la UE este mes

04 oct 2018 . Actualizado a las 07:49 h.

Era el discurso más esperado y todos miraron a Theresa May con lupa para ver si repetía los errores del año pasado o si respondía a su exministro Boris Johnson. Pero la primera ministra decidió dar la impresión de que la presión combinada de los suyos, de la oposición laborista y de Bruselas no le está afectando. Entró al escenario animada bailando al ritmo de Dancing Queen, la canción del grupo Abba, y defendiendo, nada menos, que un «buen» brexit significará el fin de la austeridad.

May sorprendió incluso a su círculo más cercano, que no esperaba que se volvie a atrever a bailar frente a las cámaras tras protagonizar un vídeo de su reciente viaje a África que se hizo viral por la torpeza con que movía el cuerpo. Ya en el escenario y frente a la palabra «Oportunidad», explicó que, con una buena salida de la UE, la deuda del país continuará disminuyendo y mejorará la contribución a los servicios públicos. En su opinión, los británicos están pidiendo ver la luz al final del túnel, por lo que su mensaje para ellos fue la empatía. Prometió que después de hacer sacrificios «hay días mejores por delante».

May no mencionó al populista Johnson directamente, pero sí le dijo de buenas maneras que aquellos que quieren hacer el brexit una realidad «necesitan unirse ahora». Y advirtió que, si no lo hacen y van en direcciones diferentes en busca de visiones personales hacia el divorcio europeo perfecto, Londres corre el riesgo de acabar «sin ningún tipo de brexit».