La UE mantiene el pulso con Italia y le exige que rectifique sus presupuestos

Cristina Porteiro
cristina porteiro BRUSELAS / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

El ministro galo, a la izquierda, discute con el italiano
El ministro galo, a la izquierda, discute con el italiano JULIEN WARNAND | Efe

Una beligerante Francia acusa al Gobierno de Roma de falta de lealtad con los europeos

02 oct 2018 . Actualizado a las 07:43 h.

«Me da lo mismo, lo haré igual», advirtió hace tres días en tono desafiante el viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini, a Bruselas. Su Gobierno, conformado por la ultraderechista Liga Norte y el populista Movimiento Cinco Estrellas, se declara insumiso. No tiene intención de cumplir las reglas de déficit y deuda de la UE. Todo lo contrario. Planea disparar el gasto público hasta alcanzar el 2.4 % de déficit hasta el 2021, frente al 0.8 % comprometido.

De nada han servido las llamadas de atención de Bruselas. Italia está dispuesta a seguir adelante con el desafío y provocar un nuevo choque de trenes con las autoridades comunitarias, detestadas por ambos partidos. Pero la UE está dispuesta mantener el pulso por lo mucho que hay en juego. «No le interesa a nadie tener una crisis en Italia o con Italia. Defenderemos los intereses de los italianos y europeos», advirtió este lunes el comisario de Economía.

Pierre Moscovici instó al Gobierno italiano a «contar la verdad» que hay tras su propuesta. «Es fácil aumentar el déficit para ser populares a corto plazo, pero al final, ¿quien paga la factura?», señaló apuntando a los contribuyentes. El francés sugirió que su equipo podría adoptar represalias contra el país si no mete en vereda su abultada deuda pública (130.8 % del PIB) y pidió a los ministros del euro dar luz verde a un presupuesto para la eurozona como medida para «luchar contra las desigualdades, de las que se nutren los populistas».