Una tercera mujer acusa a Kavanaugh de abusos sexuales

Dice que participó en violaciones grupales de chicas drogadas


Nueva York / corresponsal

Julie Swetnick es la tercera mujer que pone en jaque el nombramiento de Brett Kavanaugh como juez del Tribunal Supremo. En la declaración jurada presentada ayer por su abogado Michael Avenatti, la mujer sostiene que Kavanaugh participó en violaciones en grupo en fiestas estudiantiles en los años ochenta, donde echaban sedantes a las bebidas de las chicas para que no opusiesen resistencia. «Yo fue víctima de una de estas violaciones en grupo, o ‘trenes’, en las que Brett Kavanaugh y Mark Judge estaban presentes», dice Swetnick sobre el juez y su amigo a quien también mencionó la primera denunciante, Christine Blasey Ford. No obstante, la mujer evita acusar directamente al juez de violación, aunque sí dice que estuvo al menos como testigo y le vio en varias ocasiones «beber excesivamente y realizar conductas inapropiadas, incluido mostrarse excesivamente agresivo con chicas y no aceptar un no por respuesta». Swetnick asegura además que dos personas están dispuestas a corroborar su testimonio.

Al igual que hizo previamente con las primeras denuncias de Ford y Deborah Ramírez, el magistrado negó ayer los hechos y tildó las acusaciones de «ridículas», eso sí, reconoció que en su época de estudiante en la Universidad de Yale bebía cerveza con sus amigos de manera habitual y «a veces tomaba muchas».

A sabiendas del daño que esta acusación hace a su nominado, el presidente Donald Trump optó por cargar contra el letrado de la nueva denunciante. «Avenatti es un abogado de tercera clase que es bueno en hacer acusaciones falsas, como la que hizo en mi contra», dijo refiriéndose a la demanda que otra de sus clientes, la actriz porno Stormy Daniels, presentó contra el magnate por difamación para poder hablar de la supuesta relación sexual que tuvieron en el 2006.

Una broma

A la luz de esta tercera denuncia, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, pidió a Kavanaugh que retire su candidatura al Alto Tribunal. «Si nuestros colegas republicanos proceden sin una investigación del FBI sería una broma para el Tribunal Supremo», manifestó el demócrata. No hay visos de que los conservadores vayan a escuchar las peticiones de la oposición, ya que la votación de Kavanaugh está programada para mañana, menos de 24 horas después de que Ford declare ante el Comité Judicial del Senado.

«Ni siquiera necesitan escucharla antes de que sigan adelante con el voto», criticó la senadora demócrata Dianne Feinstein. Los republicanos tratan de avanzar en la confirmación a contrarreloj y por ello han contratado a Rachel Mitchell, una abogada externa especializada en delitos sexuales, para que interrogue a Ford en representación de los once legisladores republicanos masculinos. «Queremos despolitizar el proceso y llegar a la verdad», justificó el presidente del comité, Chuck Grassley. «No he visto nada igual en 44 años», se quejó el senador demócrata Patrick Leahy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una tercera mujer acusa a Kavanaugh de abusos sexuales