Trump lleva a la ONU su cruzada contra Irán y su guerra comercial con China

Rohaní no ahorró críticas contra él, pero a la vez lo invitó a sentarse a negociar


Nueva York / corresponsal

Donald Trump inició su segunda intervención ante el atril de la Asamblea General de la ONU con retraso y con un tono más propio de uno de sus mítines. «En menos de dos años, mi Gobierno ha conseguido más que casi cualquier otro gobierno en la historia del país. EE.UU. es más fuerte, más seguro y más rico», se vanaglorió el magnate entre las carcajadas del auditorio. «¡Es verdad!», recalcó. Trump se percató de que las risas de la sala estaban más cerca de la mofa que del respeto, por ello, dolido, zanjó la autopromoción: «No esperaba eso, pero vale».

Fiel a sí mismo y a su lema «América primero», afianzó su discurso contra la globalización ensalzado la «doctrina del patriotismo» y la soberanía de los países frente a lo que llamó la «burocracia global» y la gobernanza a cargo de instituciones internacionales que no rinden cuentas a nadie. Dijo que la Corte Penal Internacional (CPI) no tiene «legitimidad ni autoridad» y que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU es «una cloaca de parcialidad política». En paralelo, Trump dejó claro que EE.UU. no está obligado al consenso con sus aliados y socios tradicionales. Así, avanzó que revisará la ayuda exterior y que solo la recibirán los países que «nos respeten» y que sean sus «amigos». Su postura chocó con el multilateralismo por el que abogaba minutos antes el secretario general de la ONU, António Guterres, después de pintar un panorama sombrío de un mundo cada vez «más caótico» y con un «déficit de confianza».

Trump no desaprovechó la ocasión para dar un paso más en su cruzada contra Irán y China. En plena guerra comercial con Pekín, dijo que el desequilibrio con la potencia asiática «no puede ser tolerado» y exigió un cambio urgente del sistema de comercio mundial.

El mundo sufre «un trastorno por déficit de confianza», dijo António Guterres Después llegó el momento de cargar contra «la dictadura corrupta» de Irán. Aseguró que sus líderes «siembran el caos, la muerte y la destrucción» y llamó a la comunidad internacional a aislar a la república islámica. Aseguró que el acuerdo nuclear con Teherán supuso «dinero caído del cielo» para sus dirigentes y sirvió para financiar el terrorismo en Siria y Yemen. «La presión económica negará al Gobierno iraní los fondos para perseguir sus sangrientos propósitos», proclamó, tras confirmar que el 5 de noviembre anunciará la nueva tanda de sanciones.

A pesar de su arenga contra Irán, Trump confesó a los periodistas que en algún momento tendrá con el presidente Hasán Rohaní «conversaciones significativas» y podrán seguir «una trayectoria similar» a la de Corea del Norte, que han pasado de las amenazas a la distensión. De hecho, ayer el magnate dijo que Rohaní seguramente es «un hombre encantador».

Las autoalabanzas del inquilino de la Casa Blanca provocan carcajadas en la Asamblea Este último no ahorró tampoco críticas en su turno ante el atril, pero a su vez lo invitó a sentarse a la mesa de negociaciones. Así, acusó a Trump de buscar «derrocar» al régimen iraní y de intentar que «todas las instituciones internacionales sean ineficaces». La seguridad internacional no debe ser el «juguete» de la política interna de EE.UU., afirmó. Aliados como Emmanuel Macron se mantuvieron en su línea de defensa del «diálogo y multilateralismo» para afrontar la crisis iraní. Además, llamó a no firmar acuerdos comerciales con los países que «no respeten el Acuerdo de París».

La UE creará una canal de pagos para facilitar negocios con Teherán y eludir las sanciones

La Unión Europea creará una entidad legal para preservar los negocios con Irán para eludir las sanciones impuestas por la Administración Trump. Así lo anuncio la alta representante para Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, tras reunirse en la sede de la ONU con las potencias que siguen dentro del acuerdo nuclear (Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China). En claro desafío a EE.UU., todos los reunidos dejaron claro que trabajarán para impulsar «negocios legítimos» con Irán. Flanqueada por el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, Mogherini explicó que, por parte de la UE, la decisión de crear ese canal de pagos «está tomada» y se avanzará en encuentros técnicos durante los próximos días. El mecanismo facilitará las transacciones con Irán y permitirá a las empresas europeas continuar comerciando. La entidad está abierta además a otros socios internacionales.

Netanyahu subraya que Israel mantendrá sus operaciones contra la presencia iraní en Siria

Benjamin Netanyahu declaró ayer que Israel seguirá combatiendo la presencia iraní en Siria y al mismo tiempo mantendrá la coordinación militar con Rusia. El primer ministro israelí hizo esta declaración un día después de que Rusia anunciara el refuerzo de la defensa antiaérea de Siria con misiles S-300, tras el derribo por error de un avión ruso por parte de Damasco cuando repelí un ataque israelí a Latakia, de lo que Moscú culpa a Tel Aviv.

«Seguiremos actuando para impedir la consolidación militar en Siria y mantendremos la coordinación con el Ejército ruso», afirmó Netanyahu antes de viajar a Nueva York para participar hoy en la Asamblea General de la ONU. El dirigente conservador israelí, que habló el lunes por teléfono con Vladimir Putin, anunció ayer que representantes de las Fuerzas Armadas de los dos países «se reunirán pronto» para limar asperezas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Trump lleva a la ONU su cruzada contra Irán y su guerra comercial con China