La Nixon demócrata e izquierdista

La actriz de «Sexo en Nueva York» es otra figura de la revuelta contra el «establishment» del partido

Cynthia Nixon votó ayer en las primarias en la que se enfrenta al gobernador Cuorno
Cynthia Nixon votó ayer en las primarias en la que se enfrenta al gobernador Cuorno

Nueva York / corresponsal

Conocida por interpretar a Miranda Hobbes en la serie de televisión Sexo en Nueva York, Cynthia Nixon tuvo claro desde el principio qué papel tenía que interpretar como candidata a gobernadora de Nueva York. «Somos un estado azul, somos un estado orgullosamente demócrata, pero tenemos un dirigente que gobierna como un republicano», denunció la actriz en su primera aparición pública en The Late Show de Stephen Colbert, el pasado abril. Fue así como la Nixon demócrata se unió a la revuelta izquierdista contra el establishment del partido. Pocos representan al aparato demócrata neoyorquino como el gobernador Andrew Cuomo: hijo del fallecido exgobernador Mario Cuomo, casado durante años con una hija de Bob Kennedy, respaldado por los Clinton y favorito de los grandes donantes.

Cuomo tuvo que dar marcha atrás tras acusarla de ser indiferente ante el antisemitismo Los doce millones de votantes registrados fueron llamados ayer a las urnas en este estado para definir, en proceso de primarias, a los candidatos a gobernador, vicegobernador y fiscal general a las elecciones del 6 de noviembre. La contienda protagonista es la de Nixon y Cuomo, después de los éxitos cosechados este año en las primarias por mujeres novatas en política y del ala de la izquierda demócrata. El caso más sonado se dio hace escasos tres meses también en Nueva York, cuando Alexandria Ocasio-Cortez, una millennial latina salida del Bronx, arrebató al veterano Joseph Crowley la candidatura a la Cámara de Representantes en su distrito. Ocasio-Cortez se postuló con propuestas como desmilitarizar la frontera, cobertura médica universal y universidad pública gratuita.

Apoyo en redes sociales

Cynthia Nixon ha erigido su campaña sobre una base más moderada (al contrario que otros no viene respaldada Bernie Sanders) y con demandas que la diferencian de otros colegas demócratas. Madre de tres hijos y casada con una mujer, la estadounidense abogó por los derechos de la comunidad LGTB, la enseñanza pública, la legalización de la marihuana recreativa, la renovación del metro neoyorquino, bajada en el precio de la vivienda, subida de impuestos a los más ricos y un seguro de salud financiado por el Estado. Además y al igual que otros candidatos que se enfrentan a las élites demócratas, Nixon rechazó la financiación ofrecida por parte de empresas y se apoyó en las redes sociales para, entre otras cosas, atacar a su adversario por su connivencia con Wall Street y los grandes empresarios.

Aunque Cuomo era el favorito de todos los sondeos, su campaña no quería sorpresas. Así contraatacó con el envío de miles de electores judíos un correo electrónico acusando a Nixon de mostrarse indiferente ante el antisemitismo. Pero tras comprobarse que las acusaciones eran infundadas -la candidata educa a los tres hijos de su primer matrimonio dentro de la tradición judía-, su contrincante se vio obligado a argumentar que él no había aprobado el envío de dicho email.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Nixon demócrata e izquierdista