Londres amenaza con irse sin pagar si la UE no le da el «brexit» que quiere

La Comisión Europea responde de inmediato y descarta revisar el acuerdo financiero

Dominic Raab abandona la reunión del Gobierno británico en Downung Street
Dominic Raab abandona la reunión del Gobierno británico en Downung Street

bruselas / corresponsal

La cuenta asciende a 43.000 millones de euros. Ese fue el cheque que extendió la Unión Europea a los británicos el pasado diciembre en plena discusión de divorcio. La cifra fue acordada tras un eterno tiro y afloja entre el ex negociador británico, David Davis, y su homólogo europeo, Michel Barnier. Casi nueve meses después, ese capítulo aparentemente cerrado de las negociaciones, vuelve a estar en lidia.

Acorralado por los opositores de su propio partido y desesperado por la dureza inusitada de la UE, el nuevo ministro británico para el brexit, Dominic Raab, amenazó ayer en un artículo del Daily Telegraph con no pagar la factura de la separación si el 29 de marzo del 2019 el Reino Unido abandona el bloque sin acuerdo. Culpa a Barnier de no mostrar suficiente flexibilidad y de no estar abierto a sus demandas. «El Gobierno no pagaría los términos del acuerdo financiero. No hay acuerdo sin un acuerdo entero», deslizó desafiante.

Raab quiere desapalancar las negociaciones, empantanadas por el caos desatado en el partido tory, donde se ha declarado una guerra civil que amenaza con llevarse por delante a la primera ministra, Theresa May. «La UE tiene que igualar nuestra ambición y el pragmatismo que hemos demostrado. Si eso no pasa, el Reino Unido gestionará los desafíos resultantes de una falta de acuerdo», subrayó el británico.

Bruselas es consciente de los incendios que May tiene activos en casa. Sin embargo, aunque el equipo de Barnier ha tratado de aflojar las riendas de las negociaciones, nadie está dispuesto a extender un cheque en blanco a quienes han repudiado a la UE. El portavoz de la Comisión, Margaritis Schinas, descartó ayer revisar el acuerdo financiero e instó a las partes a «no reabrir capítulos que ya están acordados». Pero Raab está dispuesto a recurrir a cualquier medio para salir del callejón de salida en el que se encuentra su gobierno a poco más de seis meses de decir adiós a sus vecinos europeos.

¿Puede Londres renunciar a pagar lo que le toca de la factura? «Está claro que la factura es parte del acuerdo de salida y que, si no hay acuerdo, no puede haber pacto con todo lo que ello conlleva», admiten fuentes del Consejo Europeo. La disputa podría acabar implicando a otras partes. Si Reino Unido deja de pagar la parte que le corresponde por los compromisos adquiridos durante su pertenencia al club, podría enfrentarse a las demandas de terceros a la luz de la legislación internacional, algo que no parece inquietar al equipo de May, más preocupado por la opinión pública.

La premier se reunió ayer con su gabinete para discutir un plan por si se consuma el divorcio no amistoso. Raab preparó nuevos documentos que revelan el alcance ilimitado del brexit. El ministro advirtió a los conductores que necesitarán un nuevo permiso para circular por Europa. También anunció que se restringirán las tarifas de itinerancia de los teléfonos móviles cuando abandonen la UE si no se llega a un acuerdo. «Vodafone y Three han dicho públicamente que no introducirán cargos de itinerancia para los usuarios británicos que se desplacen al continente», declaró a la BBC.

La cuestión que queda por aclarar ahora es: ¿Hay tiempo para llegar al «Día B» con los términos del divorcio pactados? Los funcionarios de la UE admiten que hasta noviembre no habrá avances sustanciales. Los ministros europeos pasarán revista al estado de las negociaciones el próximo martes en Bruselas. Los Veintisiete lo harán el jueves en Salzburgo. Y sobre toda la pugna, queda por resolver el problema fronterizo entre las dos Irlandas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Londres amenaza con irse sin pagar si la UE no le da el «brexit» que quiere