Un lío amoroso complica el futuro político de Johnson

La joven, una de las jefas de comunicación del partido, presentó por sorpresa su dimisión

.

Redacción / la Voz

Una despampanante rubia 24 años más joven que él, apodada Apple por sus sonrojadas mejillas y miembro del Partido Conservador puede complicar el futuro político del exministro de Exteriores Boris Johnson, que ansía desde hace mucho tiempo desbancar del poder a Theresa May.

Los rumores sobre el supuesto lío amoroso entre Johnson, de 54 años, y Carrie Symonds, de 30, comenzaron a correr por los pasillos de Westminster hace algunas semanas, cuando la joven, una de las jefas de comunicación del partido, presentó por sorpresa su dimisión, según informa Efe. Los detalles sobre el affaire han desbordado las páginas de los tabloides británicos, después de que el antiguo jefe de la diplomacia y su esposa, Marina Wheeler, anunciaran el pasado viernes su intención de poner fin a un matrimonio de 25 años. Wheeler, según publicaba ayer la web del Daily Mail, está a punto de entregar los papeles del divorcio citando el «adulterio» de Johnson como causa del fracaso matrimonial. También asegura que Symonds no se presentó a su puesto de relaciones públicas en Bloomberg ante la tormenta mediática.

The Sun ha revelado que la joven, que inició su carrera en el partido como relaciones públicas a los 22 años, mostró durante una boda algunos mensajes de texto «juguetones» que le había enviado Johnson. Fuentes sin identificar aseguraron al diario que el exministro envió un coche a recogerla de aquella fiesta y para llevarla a una residencia campestre en Kent, donde el Foreign Office suele alojar a mandatarios extranjeros. Algunas amigas también declararon que pasó una noche con Johnson en una casa de campo en Oxfordshire y que ambos han mantenido diversos encuentros en un hotel de Londres.

Los aliados de Johnson se han apresurado a asegurar que su divorcio y los rumores sobre su aventura amorosa no dañan sus opciones de suceder a May. El controvertido político ha liderado desde el 2016 el ala más euroescéptica de los tories y es uno de los favoritos en las apuestas para suceder a May al frente del Partido Conservador, si los planes sobre el brexit de la primera ministra fracasan. Con ese fin no ha parado de boicotear a la primera ministra. Su último exabrupto provocó el repudio de parte de los tories, al decir que May pone un «chaleco suicida» al país con su plan para el brexit.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un lío amoroso complica el futuro político de Johnson