Holanda permite quedarse a los dos hermanos armenios que han huido para evitar la expulsión

Lili y Howick, dos hermanos de 12 y 13 años que han vivido prácticamente toda su vida en La Haya, han luchado contra su deportación en el último año


El Gobierno holandés autorizó hoy la permanencia en el país de dos niños armenios de 13 y 12 años que han escapado y están en paradero desconocido para evitar ser expulsados a Armenia.

«Armenia es un país seguro donde los niños pueden reunirse con su madre, pero los acontecimientos que han tenido lugar en las últimas horas significan que el bienestar y la seguridad de los niños ya no están garantizados», explicó el Ministerio holandés de Justicia. El secretario de Estado, Mark Harbers, confirmó hoy que los adolescentes, Howick de trece años y Lili de 12, podrán permanecer en Holanda, aunque no especificó en qué condiciones ni si se les concede el asilo, que les fue denegado en ocho ocasiones.

La madre de los pequeños, Armina Hambartsjumian, se encuentra en Armenia desde hace un año, cuando fue expulsada por las autoridades holandesas, aunque decidió dejar a sus hijos en La Haya, donde han vivido y crecido desde que abandonaron Rusia en 2008.

Estaba programado que fueran trasladados hoy al aeropuerto Schiphol de Ámsterdam para ser expulsados a Ereván y, por ello, un empleado de la institución de tutela Nidos y responsable de la expulsión de los niños se trasladó ayer a la casa de los abuelos de acogida para vigilar a los pequeños y acompañarlos en su viaje de vuelta. Sin embargo, los hermanos, que no han estado nunca en Armenia ni hablan el idioma, se las ingeniaron para escapar, huida que ejerció presión sobre el Gobierno holandés y la Policía, quienes mostraron su preocupación «por la seguridad y bienestar de los niños».

Tras las críticas en las redes sociales tanto al Ejecutivo como a la Justicia holandesa, sumadas a los temores por el estado de los niños -no se sabe si están al cuidado de alguien o deambulan solos por la calle- el Gobierno decidió dar un paso atrás y autorizar que se queden en Holanda.

El pasado mes, el Consejo de Estado tuvo la última palabra en este caso y dictaminó que los niños no podían quedarse en Holanda, a donde llegaron en 2008, porque no hay justificación para otorgar el asilo. Harbers apoyó ayer la expulsión de los niños y consideró que el caso ya fue juzgado legalmente ocho veces y el resultado siempre fue el mismo: que Armenia es un país seguro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Holanda permite quedarse a los dos hermanos armenios que han huido para evitar la expulsión