Conjura en la Casa Blanca contra el «manicomio» de Trump

Un alto cargo escribe en el «New York Times»: «Soy parte de la resistencia. Hemos jurado frustrar parte de su agenda». Ante el escándalo, el presidente de Estados Unidos brama en las redes: «Traición»

Un alto cargo de la Casa Blanca desvela un trabajo interno del Gobierno para frustrar la agenda de Trump La información se ha publicado mediante un artículo anónimo en el «The New York Times»

La Voz / Redacción

«Soy parte de la resistencia interna dentro de la administración de Donald Trump... Trabajo para el presidente pero compañeros que piensan igual y yo hemos jurado frustrar parte de su agenda y sus peores comportamientos»... Así comienza un artículo de opinión anónimo publicado por el New York Times que ha generado una tormenta política en Estados Unidos y ha puesto en duda, una vez más, las capacidades del magnate neoyorquino para liderar el país más poderoso del mundo. 

El artículo se publica cuando el gobierno de Trump hacía frente a una monumental crisis de reputación causada por la publicación de un libro del veterano periodista Robert Woodward, conocido por haber destapado en los 70 el escándalo Watergate, el que causó la caída de Richard Nixon de la presidencia de Estados Unidos.

Se titula Miedo y ha sido escrito a partir de cientos de horas de entrevistas con personal de la Casa Blanca y colaboradores del presidente. Retrata la residencia presidencial como un crazytown, un manicomio: ofrece el testimonio de funcionarios que roban cartas del escritorio del presidente para evitar una catástrofe nacional, militares que explican al republicano que de acatar sus órdenes se desataría la Tercera Guerra Mundial y exasesores que narran las burlas que el magnate hace de miembros de su equipo. 

El libro fue recibido por Trump -que declinó hablar con Woodward y en una conversación telefónica califica al periodista como «alguien justo»- con duros mensajes en Twitter. Tachó la publicación de «ficción» y animó a cambiar las leyes sobre difamación. Luego llegaron los desmentidos de varios altos cargos. Y la respuesta del cronista: «Me reitero en todo lo escrito y publicado». 

Socava la salud de la república

En ese debate llega el nuevo aldabonazo contra Trump, el del artículo anónimo de «la resistencia» del New York Times (algo excepcional, según el diario)firmado por un cargo de la administración que revela que él y otros compañeros trabajan «diligentemente» desde dentro para frustrar parte de la agenda del magnate.

El autor del texto trata de dejar claro que no son «de izquierdas». Y que consideran que parte de las políticas implementadas desde que llegó el presidente a la Casa Blanca «han hecho de América un lugar más seguro y más próspero». Pero consideran que primero deben ser leales hacia su país y dicen que Trump, al que tachan de «amoral» e «inestable» y acusan de «comportamiento errático», actúa de una manera que «socava la salud de la república».

La resistencia dice que no quiere provocar una «crisis constitucional», pero habla de «susurros en el gabinete» sobre un hipotético proceso de destitución y promete actuar para «girar el timón de la presidencia» en la dirección correcta hasta que, «de una manera u otra», el mandato de Trump expire.

¿Cómo ha reaccionado el magnate ante la publicación y la revelación de la existencia de una «resistencia» en la Casa Blanca? Pues con un tremendo enfado, acusaciones de «traición» y nuevos ataques al «decadente» New York Times.

Trump cuestiona la existencia del autor del artículo y sugiere que se lo ha inventado el diario neoyorquino, pero a la vez también pide, «por razones de seguridad nacional», que revelen su identidad y lo «entreguen». Tambores de guerra en Washington. 

Donald Trump, con el agua al cuello

ADRIANA REY

El futuro político del presidente queda en manos de un posible cambio de mayorías en las elecciones de noviembre

Donald Trump sigue enfrentando las consecuencias de la que ha sido su peor semana como presidente de EE.UU. Las condenas judiciales a su exabogado Michael Cohen y su exjefe de campaña Paul Manafort volvieron a dejar en evidencia cómo la oscuridad que ha rodeado al republicano podría haber influido en su llegada a la Casa Blanca. Trump está mostrando signos de tensión, pero no hay nada que constate que el magnate haya desarrollado una estrategia más sofisticada para lidiar con sus problemas. 

¿Por qué está crisis es más grave?

Porque es la primera vez en la historia en que un acusado por las autoridades federales inculpa a un presidente de un delito grave. Cohen reconoció haber cometido financiación irregular de campaña al haber pagado casi 300.000 dólares a dos examantes de Trump para silenciarlas y así evitar que la publicación de sus relaciones pudiera influir en las elecciones presidenciales perjudicando los intereses del neoyorquino. Según el abogado, los abonos en efectivo no se hubiesen producido sin las órdenes directas del actual presidente. El republicano ha negado las acusaciones. Sin embargo, ha cambiado hasta siete veces de versión. Y una grabación demuestra que estaba al tanto.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Conjura en la Casa Blanca contra el «manicomio» de Trump