Las duras medidas de Macri contra la crisis de Argentina: reduce a la mitad el número de ministerios

El gabinete pasa de 22 a 11 departamentos y el presidente anuncia que espera dar «una respuesta focalizada» para «lo que viene»

.

La grave crisis económica que sufre Argentina, que llevó al país a pedir un rescate al Fondo Monetario Internacional 15 años después, afecta ya a la composición del Gobierno. El presidente Mauricio Macri anunció este lunes un reordenamiento de su gabinete que reduce a la mitad el número de ministerios. El líder argentino pretende enviar así una señal de austeridad en medio de la grave situación que atraviesa el país sudamericano, pero mantiene a los mismos colaboradores, sin cambio de nombres.

El nuevo organigrama reduce de 22 a 11 los ministerios y organismos con ese rango. El plan elimina los ministerios de Salud, Trabajo, Ambiente y Desarrollo Sustentable; Energía, Turismo, Agroindustria, Cultura y Ciencia y Tecnología, que se convierten en secretarías de Estado. En tanto, Turismo y Ambiente y Desarrollo Sustentable pasan a depender directamente del presidente.

Los únicos funcionarios que dejarán sus cargos son los vicejefes de Gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, que serán reemplazados por Andrés Ibarra, hasta ahora ministro de Modernización, una cartera que también es eliminada.

«He tomado la decisión de reducir la cantidad de ministerios a menos de la mitad. En cada momento de un Gobierno se requieren equipos diferentes, y decidí compactar más mi equipo para dar una respuesta focalizada para lo que viene», explicó Macri.

La reducción del número de ministerios forma parte de un paquete de medidas de ajuste que lanzó hoy en el marco de la «emergencia» que vive el país, tras una fuerte devaluación del peso, el aumento de la inflación y el avance de la recesión económica. A lo largo del fin de semana se barajaron los nombres de posibles sucesores de varios ministros, pero finalmente se mantuvo a todos en sus respectivas carteras.

Ahorro de 6.000 millones

El ministro de Economía argentino, Nicolás Dujovne, anunció una nueva política económica para alcanzar el «equilibrio fiscal» en 2019, con mayores ajustes del gasto público, el «único camino real al desarrollo», así como un nuevo impuesto a las exportaciones.

«Vamos a ahorrar 6.000 millones de dólares más que no necesitamos financiar en los mercados y en el 2020 vamos a tener superávit fiscal primario de un 1 % del producto interior bruto, algo que nos va a permitir ahorrar otros 5.200 millones de dólares», aseguró Dujovne justo después de un mensaje del presidente argentino, Mauricio Macri, en el que adelantaba las medidas.

El titular de economía detalló un nuevo impuesto generalizado a las exportaciones «transitorio» -que se aplicará en 2019 y 2020- y que será de cuatro pesos por cada dólar exportado en actividades primarias y servicios y de tres pesos por dólar para el resto de las exportaciones.

Con el tributo, que el presidente calificó de «malísimo», pero necesario, el Gobierno pretende reducir un 1,1 % el Producto Bruto Interior (PBI) y aumentar la recaudación adicional hasta 68.000 millones de dólares en 2018 y a 280.000 millones en 2019.

«Bajando el déficit, bajamos nuestra necesidad de emitir deuda y de esa manera dependemos menos de lo que pasa en el resto del mundo», recalcó Dujovne, que reconoció «errores» del Ejecutivo pero reafirmó su apoyo al presidente, al que dijo que no abandonará a no ser que Macri lo decida así.

El ministro confirmó que hoy viajará a Washington para renegociar el acuerdo al que llegó Argentina con el Fondo Monetario Internacional en junio y «modificar los desembolsos que estaban programados para 2020 y 2021».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Las duras medidas de Macri contra la crisis de Argentina: reduce a la mitad el número de ministerios