Baño de sangre en una sala de juegos en Jacksonville

Al menos tres muertos y 11 heridos tras un tiroteo en un bar de un centro comercial en el noreste de Florida

El complejo Jacksonville Landing
El complejo Jacksonville Landing

Era un torneo para amantes de videojuegos en un bar de un centro comercial de Jacksonville, pero acabó en un baño de sangre retransmitido a través de la red por un canal propiedad de Amazon. A media tarde, en el pecho de uno de los jugadores se encendió un punto rojo cuyo haz de luz empezaba en un arma de fuego. Los disparos, hasta doce, según las primeras investigaciones, sonaron sin cesar en el interior del complejo de ocio en el que se agolpaban decenas de jóvenes.

El primer balance hablaba de decenas de heridos trasladados a centros médicos. Tras los primeros reconocimientos, la oficina del sheriff contabilizó tres muertos y 11 heridos.

«Estamos encontrando a muchas personas escondidas en zonas cerradas de The Landing [el nombre del centro comercial]. Os pedimos calma. Quedaos donde estáis escondidos. Los SWAT (fuerzas especiales) están realizando un registro metódico dentro de The Landing. Llegaremos a vosotros. Por favor, no vengáis corriendo», reclamó la Oficina del Sheriff en un mensaje en las redes sociales. Posteriormente instó a las personas que quedaban en el interior del centro comercial a ponerse en contacto a través del número de emergencias 911. Según los agentes, el sospechoso de la matanza habría sido abatido en el lugar de los hechos, pero las fuerzas de seguridad desconocían si había actuado solo o si tenía algún cómplice en la zona.

Sujeil López, la madre de una de las víctimas, se enteró por las redes sociales de que su hijo, uno de los que buscaba clasificarse para la siguiente ronda del torneo de fútbol americano en videojuego, había recibido tres disparos. Desde su domicilio en Tamba Bay, a más de cien kilómetros de distancia del lugar de los hechos, intentaba averiguar el alcance de las heridas de su hijo. «Un disparo es en una mano, otro parece que en el pecho y el tercero no lo sé», le dijo Sujeil a The New York Times.

La policía acordonó la zona apenas 45 minutos después de la finalización del tiroteo. Los agentes trabajaban en la recolección de pruebas, sin descartar ninguna hipótesis.

Este es el último de los numerosos episodios de violencia armada que tienen lugar en Estados Unidos, donde la tenencia de armas se debate constantemente entre quienes piden un mayor control de su venta y quienes defienden su derecho constitucional a portar armas.

El 14 de febrero de este año, 17 personas murieron y otras 17 resultaron heridas en un tiroteo en una escuela secundaria en Parkland, al norte de Miami. La masacre, una de las peores de la historia moderna estadounidense, atizó la discusión con una renovada energía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Tags
Comentarios

Baño de sangre en una sala de juegos en Jacksonville