Europa, incapaz de llegar a un acuerdo para repartir a los inmigrantes del Diciotti

La reunión ha barajado diferentes soluciones, a nivel general, para la crisis migratoria, pero no para este caso concreto. La situación a bordo del barco, que lleva días atracado en el puerto siciliano de Catania con 150 personas a bordo, es «dramática»


Sin acuerdo. Así ha finalizado este viernes en Bruselas la reunión de representantes de una docena de gobiernos de la Unión Europea, entre ellos España, sobre la situación del buque de la Guardia costera italiana Diciotti, atracado en el puerto de Catania desde el pasado lunes con más de un centenar de personas a bordo. Italia no les permite desembarcar hasta que Europa no decida cómo se repartirán los inmigrantes.

Los 12 estados miembro presentes en el encuentro promovido por la Comisión Europea -España, Italia, Francia, Alemania, Malta, Luxemburgo, Grecia, Países Bajos, Bélgica, Austria, Portugal e Irlanda- se han centrado en la búsqueda de «soluciones estructurales» para los desembarcos de migrantes en el Mediterráneo que eviten situaciones como la producida por el nuevo Gobierno de coalición italiano, que impide que las personas a bordo del Diciotti abandonen el barco hasta que exista un acuerdo entre países sobre su acogida.

Italia amenaza con reducir su aportación a la UE si no hay solución

A pesar de que este jueves el ministro italiano de Trabajo, Luigi Di Maio, amenazó con cortar la financiación del país a la UE si Bruselas no daba una solución a la situación del buque, los gobiernos han abordado posibles escenarios a nivel europeo «estables y duraderos» para hacer frente al reto migratorio, soluciones generales y no concretas al caso del Diciotti, como pretendía Italia.

Fuentes comunitarias ya habían advertido de que no cabía esperar ninguna decisión, al tratarse de una reunión informal sobre una cuestión «amplia» que en última instancia deberá ser tratada a Veintiocho. El senador italiano David Faraone, del Partido Democrático (PD), denunció este viernes que la situación de los 150 migrantes retenidos en el buque es dramática. Michela Giuffrida, miembro del Parlamento Europeo por el PD, añadió que 120 están en huelga de hambre.

El ministro italiano de Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, ninguneó la huelga de hambre en Twitter, diciendo que en Italia hay cinco millones de personas viviendo en la pobreza absoluta que «hacen huelga de hambre todos los días». «Para mí Italia viene primero, luego el resto del mundo», publicó. «¿Hay jueces que quieren investigarme o arrestarme por eso? No hay problema, los espero».

Salvini, sobre la devolución de inmigrantes de Pedro Sánchez: «Si lo hago yo, soy un racista»

Europa Press

El ministro de Interior italiano destaca que la expulsión se basa en un acuerdo de hace 20 años

El ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, ha utilizado la devolución a Marruecos por parte de España de 116 migrantes que saltaron el miércoles la valla fronteriza con Ceuta para denunciar un doble rasero: «Si lo propongo yo, entonces soy racista, fascista e inhumano».

Salvini, que gobierna con la premisa de «los italianos primero», se ha referido en Twitter a lo ocurrido esta semana en la frontera sur de España. «Después de haber superado la frontera española en Ceuta y agredido a los agentes, estos señores fueron enviados de vuelta a Marruecos gracias a un acuerdo de hace 20 años», ha escrito.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Europa, incapaz de llegar a un acuerdo para repartir a los inmigrantes del Diciotti