Los padres de Melania se nacionalizan con la ley que rechaza Trump

Los jueces denuncian que la Casa Blanca les presiona para aumentar las deportaciones de inmigrantes ilegales

Los padres de Melania Trump, Viktor y Amalija Knavs, juraron la Constitución norteamericana en una ceremonia privada celebrada en Nueva York
Los padres de Melania Trump, Viktor y Amalija Knavs, juraron la Constitución norteamericana en una ceremonia privada celebrada en Nueva York

REDACCIÓN / LA voz

Ya poco extraña que Donald Trump piense una cosa, diga otra y haga una tercera completamente distinta para al día siguiente contradecirse a sí mismo en las redes sociales. En el colmo de la hipocresía, el magnate pudo comprobar como los padres de la primera dama, Melania Trump, se convertían en ciudadanos estadounidenses durante una ceremonia privada celebrada en Nueva York en la que juraron la Constitución del país, informaron medios locales.

Según CNBC, Viktor y Amalija Knavs, originarios de Eslovenia, han adoptado la nacionalidad estadounidense después de más de 10 años de residencia en el país, tiempo en el que han obtenido el permiso de residencia permanente, explicó Michael Wildes, el abogado especializado en inmigración de la pareja.

El camino elegido para conseguir el ansiado pasaporte que les convierte en ciudadanos de pleno derecho es el mismo contra el que carga casi a diario su suegro, que ha amenazado en reiteradas ocasiones con eliminar cualquier tipo de facilidad que permita a los inmigrantes naturalizarse como estadounidenses.

Trump ha expresado en repetidas ocasiones estar en contra del sistema de visados familiares, que permite a ciudadanos estadounidenses patrocinar a miembros de sus familias para que les concedan visados.

Wildes concretó que, pese a ser los suegros de Trump, los padres de Melania han cumplido con el proceso para hacerse con la ciudadanía estadounidense sin ningún privilegio. «Se han esforzado en este magnífico viaje como lo han hecho millones más para conseguir la ciudadanía, esperando el tiempo requerido», agregó.

La Casa Blanca se negó a comentar el proceso de nacionalización de los padres de Melania. «No forman parte de la Administración del país y por lo tanto merecen privacidad», dijo un portavoz. Después de vivir entre la Torre Trump de Nueva York y Mar-a-Lago, Viktor y Amalija Knavs se han trasladado a los suburbios de Washington y se les ve frecuentemente viajando junto con la primera dama.

Polémica interna

La ceremonia tiene lugar, además, en un momento en el que Trump está siendo especialmente criticado por sus duras políticas de inmigración tras darse a conocer la separación masiva de familias de ilegales cuando trataban de entrar en territorio de EE.UU. o al presentarse voluntariamente al proceso de petición de asilo.

Ayer, un juez federal de Estados Unidos decidió suspender las deportaciones de solicitantes de asilo que huyen de la violencia doméstica o de las pandillas en sus países. El juez también determinó frenar el proceso de deportación de una madre y su hija, que ya se encontraban en un avión rumbo a su país de origen en Centroamérica, a pesar de que se había garantizado que no se haría hasta días después. En este sentido, el magistrado de la corte de Washington consideró «inaceptable» que alguien fuera expulsado del país mientras aún se decidía sobre su causa en un tribunal federal.

Además, el sindicato de magistrados, el NAIJ, denunció las presiones de la Casa Blanca para acelerar las deportaciones.

Más denuncias de racismo contra el magnate

La protesta contra el racismo de los jugadores de los Dolphins de la NFL enfadó al presidente
La protesta contra el racismo de los jugadores de los Dolphins de la NFL enfadó al presidente

Manigault Newman, la otrora confidente de Trump se ha convertido en su azote

El contencioso por las deportaciones de inmigrantes ilegales congracia a Donald Trump con una parte de su electorado, el más radical. Pero también le granjea la oposición de numerosas caras públicas que cargan contra la doble moral del magnate. Ayer, Omarosa Manigault, uno de sus fichajes estelares al llegar a la Casa Blanca y con la que había trabajado en el show televisivo The Apprentice, puso voz a una de sus denuncias: «Se pasa todo el día llamando nigger [negrata, un término muy ofensivo para la comunidad afroamericana] a todo el mundo».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los padres de Melania se nacionalizan con la ley que rechaza Trump