El alcalde São Paulo, listo para relevar a Lula como candidato

El Supremo impide al expresidente presentarse desde la cárcel


BRASILIA / CORRESPONSAL

Podría pensarse que, camino de cumplir cuatro meses en la cárcel de los 12 años de condena, el tiempo es todo lo que tiene Lula da Silva en su celda de Curitiba. Pero hasta eso le aprieta al gran líder de la izquierda brasileña, que no renuncia a ser candidato a las elecciones presidenciales de octubre. Fracasado su intento de puesta en libertad por una maniobra judicial que dio argumentos a la defensa de Lula sobre la imparcialidad del juez estrella Sergio Moro, el líder del PT ve ahora cómo la justicia electoral quiere apretar los plazos para que el partido decida quiénes serán sus candidatos. Es ahí donde la figura de Fernando Haddad, exalcalde de São Paulo, poco a poco se confirma como la principal alternativa a Lula.

Haddad, la persona del Partido de los Trabajadores con más acceso al aún candidato, faro del PT y de la izquierda brasileña y favorito en todas las encuestas, era antes de todo el proceso judicial el diseñador del programa de Lula para asaltar de nuevo la presidencia de Brasil. Hace dos meses, el exmandatario designó a Haddad (abogado de profesión) como miembro de su equipo de defensa para poder departir con él cuando quisiera. Todo eso le da al exregidor de São Paulo las papeletas para ser el nombre que el PT (en realidad, el propio Lula) sugiera para intentar arrastrar el voto del encarcelado. Es un debate que dura meses, pero que puede plasmarse tan pronto como este lunes, en otra de esas disyuntivas legales que convierten la actualidad política brasileña en crónica de juzgados: No está clara la norma del Supremo Tribunal Electoral sobre cuándo los partidos deben hacer públicas las identidades de los aspirantes a vicepresidentes. El PT cree que es el 15 de agosto la fecha límite. Fuentes del propio STE dicen que es mañana lunes.

De tener que adelantar la indicación del vicepresidente, todo hace indicar que será Haddad. Y si Haddad es el nombre que acompaña a Lula en la papeleta, lo lógico sería pensar que si la justicia electoral declara inelegible a Lula, el redactor de su programa y hasta confidente debería ser el candidato del PT. Otras posibilidades, como la del exgobernador del estado de Bahía, Jacques Wagner, y la candidata comunista Manuela D’Avila, tienen posibilidades.

Romario, candidato

El que ya está confirmado como candidato a gobernador del estado de Río de Janeiro (el segundo en peso económico y poblacional del país) es el exfutbolista Romario. «Para muchos no soy el más inteligente ni el más capacitado ni el más experimentado, pero no quiero tener la experiencia de otros que hoy están presos y a los que el pueblo ya no quiere», dijo el campeón del mundo en 1994. Romario persigue así su tercera elección consecutiva, después de conseguir un escaño como diputado en el Congreso en el 2010 y convertirse en senador en el año 2014.

Afiliado a Podemos (un partido mucho más conservador que su homónimo español y que también tentó al también exfutbolista Ronaldinho), Romario quiere aprovechar la situación de crisis económica y de seguridad del estado de Río, cuya capital sigue bajo control militar tras la intervención del pasado mes de febrero. Todos los gobernadores de los últimos veinte años están en la cárcel por corrupción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El alcalde São Paulo, listo para relevar a Lula como candidato