Los kurdos negocian más autonomía con Damasco para acabar la guerra

Al Asad acepta pactar una hoja de ruta que da el derecho a decidir al Kurdistán


REDACCIÓN / LA VOZ

El Gobierno sirio y las fuerzas kurdas que controlan el noreste del país acordaron negociar el final de la guerra y preparar una «hoja de ruta» que conduzca a una «Siria descentralizada y democrática», según anunciaron los kurdos.

El Consejo Democrático de Siria (CDS), el brazo político de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), anunció ayer en un comunicado que el acuerdo se alcanzó en una reunión llevada a cabo el pasado jueves en Damasco a invitación del Gobierno sirio.

«Esta reunión condujo a la adopción de la decisión de formar comités en varios niveles para desarrollar el diálogo y las negociaciones y poner fin a la violencia y a la guerra que ha devastado al pueblo y la sociedad».

El portavoz del CDS, Burham Ozman, dijo a Efe por teléfono que las fuerzas kurdas «no tienen ninguna intención de entregar» las zonas que controlan al Gobierno de Damasco y subrayó que los habitantes de esas regiones «van a decidir» su futuro.

La intención de los kurdos es conseguir la mayor autonomía posible con respecto a Damasco, un movimiento que es visto con enorme inquietud en Turquía, que rechaza la creación de un Estado kurdo independiente.

Una cuestión que sí fue abordada, tanto en el encuentro de Damasco como en las reuniones previas llevadas a cabo en la ciudad de Tabqa (noreste) es el suministro de servicios básicos a las zonas controladas por los kurdos. Las FSD son una alianza de milicias lideradas por kurdos y que tienen apoyo de la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, en su ofensiva contra el Estado Islámico (EI). Este grupo de milicias tiene bajo su control la mayoría de los territorios al este del río Éufrates, repartidos en las provincias de Alepo, Al Raqa, Deir al Zur y Al Hasaka.

En el 2016 los kurdos declararon unilateralmente un sistema federal en las zonas que controlan en el norte y noreste de Siria, lo que fue rechazado por el Gobierno de Damasco y la Coalición Nacional Siria, principal alianza política opositora.

De forma paralela, las fuerzas de Damasco prosiguieron las operaciones militares contra el yihadista Ejército de Jaled bin Walid, vinculado al EI, para tratar de conquistar los últimos territorios que todavía están fuera de su control en el sur del país. Las fuerzas de Damasco conquistaron la localidad de Yumla, cerca de la frontera de los Altos del Golán, ocupados por Israel, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según la citada oenegé, el grupo yihadista ahora solo controla seis localidades en la frontera con Jordania e Israel y está perdiendo terreno rápidamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los kurdos negocian más autonomía con Damasco para acabar la guerra