Reino Unido prepara reservas de medicamentos ante un posible «brexit» duro

AFP

INTERNACIONAL

FRANCK FIFE | AFP

Según la primera ministra británica esta iniciativa está destinada a «tranquilizar» a la población

28 jul 2018 . Actualizado a las 11:16 h.

La industria farmacéutica británica anunció que va a hacer acopio de reservas de medicamentos para estar lista en caso de un «brexit» duro, un escenario que hace temer que haya escasez de ciertos productos en el Reino Unido.

«Nos pidieron que hiciéramos esto, para cada medicamento que fabricamos. Es el mayor desafío logístico al que hayamos tenido que hacer frente en tiempos de paz», dice Mire Sompesan, director general de la Asociación de la Industria Farmacéutica Británica (ABPI).

Esta iniciativa tiene lugar después de que el gobierno dijera esta semana que quería hacer reservas de medicamentos y alimentos para prepararse a una eventual falta de acuerdo sobre el «brexit», lo que podría conllevar una ruptura brutal de los vínculos comerciales con la UE a finales de marzo de 2019.

Reino Unido hace acopio de medicamentos en preparación para un «brexit» duro, Pero, en contraste con el sector farmacéutico, los profesionales de la gran distribución se mostraron escépticos ante esta petición y calificaron incluso de ridícula la idea de querer hacer acopio de alimentos.

«Los distribuidores no disponen de las infraestructuras necesarias para almacenar productos alimentarios y en el caso de los productos frescos, esto es simplemente imposible», declaró en un comunicado la asociación British Retail Consortium (BRC).

«Nuestra cadena de aprovisionamiento es extremadamente frágil y este debate constituye una nueva prueba de la necesidad de tener un plan B para asegurarse que se mantenga un intercambio comercial sin fricciones después del 29 de marzo de 2019», agregó la agrupación.

Los temores de que el «brexit» se lleve a cabo de forma desordenada van en aumento ante la incapacidad de la primer ministra para convencer al sector más eurófobo de su formación política, el Partido Conservador, de mantener una relación estrecha con el UE.

Por su parte, el negociador de la UE, Michel Barnier, rechazó el jueves uno de los dispositivos clave que había presentado el gobierno británico, para delegar la aplicación de la política aduanera de la UE a Londres.