Trump apunta contra el jefe de Inteligencia y lo acusa de desleal

«Dan Coats es un subversivo», reprochan los leales al presidente las críticas del espía sobre la cumbre de Helsinki

Cohen, con corbata azul, era el abogado de confianza de Trump
Cohen, con corbata azul, era el abogado de confianza de Trump

REDACCIÓN / LA VOZ

Se llama Dan Coats y es, aún, el jefe de la Inteligencia en Estados Unidos. Su nombre saltó ayer a la palestra porque aseguró en una entrevista televisiva que, cuatro días después de la cumbre de Helsinki, «aún no sé lo que se habló en la reunión» entre Donald Trump y Vladimir Putin. También aseguró desconocer la invitación del neoyorquino al ruso para que acuda a un segundo encuentro en tierras estadounidenses. «Se ha vuelto un subversivo», señaló un miembro del equipo del presidente, que pidió mantener el anonimato y que puso sobre el tapete las diferencias entre el magnate y el que debería ser uno de sus más estrechos colaboradores.

Las diferencias entre Coats y Trump se multiplicaron el lunes, cuando el presidente de EE.UU. dio por buenas las explicaciones de Putin y negó validez a los informes de sus agencias de espionaje que certificaban la existencia de «abrumadoras pruebas» de la injerencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016.

«Fuimos tajantes en nuestras conclusiones de que Rusia interfirió en las elecciones del 2016 y sobre sus esfuerzos perversos, que aún continúan, para socavar nuestra democracia», señaló ese mismo lunes Coats.

En medio de la tormenta, Trump se desmintió a sí mismo en dos ocasiones y llegó a elogiar la figura del director de Inteligencia, mandándole incluso la transcripción de una entrevista en la que destacaba su gran trabajo. Pero las llamas de la confrontación volvieron a avivarse ayer, cuando el presidente anunció por sorpresa, otra vez en televisión, su invitación a Putin para que viaje a EE.UU. en otoño, lo que parece adelantar que la Casa Blanca no piensa tomar represalias en forma de sanciones contra Rusia tras las últimas revelaciones sobre su intromisión.

Al enterarse de la invitación, justo cuando participaba en un foro de seguridad que se celebraba en Aspen (Colorado), Coats reaccionó atónito y, tras reírse y emitir un profundo suspiro, dijo: «Repítemelo ¿Te he escuchado...? Bueno, eso va a ser algo especial». Esa respuesta fue considerada como desleal, casi una traición, por el entorno presidencial y los rumores de un inminente cese de Coats se multiplicaron.

Referendo en Ucrania

El segundo cara a cara de Trump y Putin fue bendecido por Angela Merkel -«es bueno para todos»-, pero no fue confirmado por Rusia. El embajador ruso en Washington, Anatoli Antonov, dijo no poder certificarlo porque se encontraba en Moscú, pero abrió otro nuevo frente sobre una reunión que el entorno de Trump intenta asegurar que no fue «conciliadora». «Se habló de un referendo en el este de Ucrania», desveló Antonov. Esa consulta sería recibida de mal grado por Kiev, que acusa a Moscú de apoyar militar y financieramente a los separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk. La Casa Blanca desmintió ayer su apoyo a la votación.

Además, el Senado votó una moción para negar a Rusia la extradición del exembajador Michael McFaul y el empresario Bill Browder, como pidió Putin a Trump. El resultado final fue de 98 a 0. Un aviso al presidente.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trump apunta contra el jefe de Inteligencia y lo acusa de desleal