Trump mete a la UE en el mismo saco de Rusia y China, y la llama enemigo

Caldea la cumbre que mantendrá hoy en Helsinki con su par ruso, Vladimir Putin

.

londres / corresponsal

El presidente de EE. UU. , Donald Trump, volvió a adentrarse ayer en otra polémica, esta vez calificando a la Unión Europea de «enemigo» de Estados Unidos junto a otras grandes potencias como Rusia o China. En vísperas de su reunión con Putin en Helsinki, el mandatario mostró su enfado por el posible impacto que puede tener el acuerdo final del brexit en un futuro tratado de libre comercio entre Washington y Londres.

En una entrevista con el canal estadounidense CBS, Trump aseguró: «Creo que tenemos muchos enemigos. La Unión Europea es un enemigo, por lo que nos hacen en comercio. Rusia es un enemigo en ciertos aspectos. China es un enemigo, económicamente. Ciertamente, son un enemigo».

Precisamente hoy tiene lugar en el palacio presidencial de Helsinki su reunión bilateral con el presidente ruso, Vladimir Putin, al que denominó «competidor» en una entrevista al tabloide Mail on Sunday. Ambos tratarán las relaciones bilaterales y asuntos internacionales como las guerras en Siria y Ucrania, en un encuentro que en el que únicamente estarán presentes sus traductores.

En cuanto a la UE, la acusación del presidente se basa en las prácticas comerciales «injustas» de Bruselas, que considera que someten a su país. Para Trump, si ambos países no pudiesen materializar un futuro acuerdo de libre comercio tras el brexit, el más perjudicado sería Londres, porque a Estados Unidos: «le van bien las cosas en comercio, y en general». El presidente también apuntó que, de tener la libertad comercial total, no se limitarían a hacer un tratado cualquiera, sino que harían «uno tremendamente grande», ensalzando su amor por los productos británicos y la calidad de estos.

En la citada entrevista, Trump volvió a jugar al gato y al ratón, mencionando la «opción brutal» que le recomendó a May para la negociación del brexit, pero sin llegar a hacerla pública. Algo que, finalmente, hizo la primera ministra durante su intervención en El Show de Andrew Marr: «Me dijo que demandase a la UE en vez de negociar». La decisión de May de revelarlo fue vista por la prensa británica como un pequeño acto de venganza después de la incendiaria entrevista a The Sun en el comienzo de su visita oficial a Londres.

Trump también ensalzó a la reina Isabel II de Inglaterra, de quien dijo que es una «mujer fantástica, energética, lista y aguda». Habló del contenido de la reunión en el castillo de Windsor, que duró el doble de la previsto, pese a que la norma general obliga a mantener el contenido de la misma en privado. Así, reconoció que para la Reina, el brexit es un «problema complejo».

En este sentido, el Times on Sunday citaba ayer de una fuente anónima el desaire hecho a Trump por el príncipe Carlos de Inglaterra y su hijo mayor, el príncipe Guillermo, que no quisieron reunirse con él y dejaron toda la responsabilidad del recibimiento a la Reina.

Pese a que, desde que ejerce como presidente, Trump no para de ganarse enemigos, se muestra convencido de que repetirá por la carrera presidencial de la Casa Blanca en el 2020, alegando que todo el mundo quiere que lo haga. «Nunca se sabe lo que pasa con la salud y otras cosas», explicó Trump, que confesó que se siente bien y no ve a ningún candidato del partido demócrata capaz de ganarle la carrera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Trump mete a la UE en el mismo saco de Rusia y China, y la llama enemigo