El Supremo regala a Trump una gran victoria al validar su veto migratorio

Los jueces conservadores se imponen a los progresistas por un solo voto de diferencia

La policía detiene a una religiosa en una protesta contra la política migratoria de Trump
La policía detiene a una religiosa en una protesta contra la política migratoria de Trump

nueva york / colpisa

Donald Trump se anotó ayer uno de los triunfos políticos más importantes de su mandato después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. avalara su controvertido veto migratorio. «Es una victoria tremenda», se congratuló el presidente. La decisión de la máxima corte se refiere a la tercera versión de la prohibición de viaje ordenada por la Administración (popularmente conocida como la versión 3.0), modificada tras varios bloqueos de jueces federales que la consideraron discriminatoria, ya que en aras de la seguridad nacional cargaba contra los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Tras dos portazos judiciales, el republicano consiguió ayer que los magistrados le diesen la razón al defender que no se vulnera la primera enmienda de la Constitución (que ampara la libertad religiosa), a pesar de que Trump prometió en campaña prohibir los viajes de los musulmanes a EE.UU. para minimizar el riesgo de atentados en el país. El alto tribunal, sin embargo, no vio en estas declaraciones ninguna evidencia de discriminación religiosa. Los jueces ratificaron también que el presidente tiene poder ejecutivo y por tanto puede decidir quién entra en el país.

El fallo afecta a los ciudadanos de Libia, Irán, Somalia, Siria y Yemen, e impone restricciones a los venezolanos y norcoreanos. La sentencia, redactada por el juez John Roberts y respaldada por la mayoría conservadora del tribunal, salió adelante por 5 votos a favor y 4 en contra.

La decisión del Supremo marca el punto y final a una prolongada disputa legal sobre una prohibición que, según la oposición, se sustenta en la actitud «discriminatoria y racista» de Trump hacia los musulmanes. «Esta injusticia histórica es inmoral y peligrosa», advirtió la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes. A su juicio, el fallo socava los valores, la seguridad y la Constitución de EE.UU., además de debilitar la lucha antiterrorista al darle a los «enemigos» del país «una nueva y poderosa herramienta de reclutamiento». De la misma opinión fue el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer. «Es un retraso para el país y no mejora la seguridad», dijo. «Esta decisión pasará a la historia como uno de los grandes fracasos de la Corte Suprema», añadió la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés). El malestar generado también se sintió entre la ciudadanía que decidió concentrarse a las puertas del tribunal en la ciudad de Washington. «¡No a la prohibición, no al muro!», gritaron decenas de personas.

Para la Administración Trump, el fallo no ha podido llegar en mejor momento teniendo en cuenta que se produce en plena convulsión por la separación de niños y padres indocumentados en la frontera de EE.UU. con México. Para la Casa Blanca, las críticas sobre el particular han formado parte de «comentarios histéricos de los medios y políticos demócratas que se niegan a hacer lo que hay que hacer para asegurar nuestra frontera y nuestro país». Eso sí, el gobierno estadounidense tendrá que seguir lidiando con la indignación mundial provocada. México llevará el viernes al consejo permanente de la OEA una resolución para condenar la «cruel, inhumana e injustificada», separación de familias inmigrantes.

Más dinero para el muro con México

Envalentonado por la decisión del Supremo, el presidente no tardó en esgrimirla para favorecer su agenda política al declarar que planea pedir al Congreso más fondos para poder terminar «rápido» el muro que quiere construir en la frontera con México. La petición no es extemporánea ya que la Cámara de Representantes votará hoy el proyecto de ley de inmigración cuya consideración estaba prevista la semana pasada y que tuvo que ser pospuesta por falta de apoyos entre los republicanos. De todos modos, no todo son buenas noticias para los métodos expeditivos que promueve el inquilino de la Casa Blanca. El Comisionado de Aduana y Protección Fronteriza de EE.UU. confirmó ayer que han dejado de tramitar por la vía criminal la llegada de inmigrantes ilegales, hasta que se acuerde un plan para mantener juntos a padres e hijos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Supremo regala a Trump una gran victoria al validar su veto migratorio