«Elegimos a alguien opuesto al presidente»

London Breed, primera alcaldesa afroamericana de San Francisco

London Breed, de 43 años, pasó su infancia en viviendas públicas para los pobres
London Breed, de 43 años, pasó su infancia en viviendas públicas para los pobres

Nueva York / corresponsal

El nombre de London Breed ya es parte de la historia de San Francisco al convertirse en la primera afroamericana que gana la alcaldía. Se impuso en unas elecciones muy ajustadas con otros dos candidatos demócratas en una campaña de la diversidad: Breed, mujer negra de 43 años, frente a Mark Leno, un exsenador gay, y Jane Kim, hija de inmigrantes coreanos. Tras un escrutinio de ocho días, Breed fue declarada vencedora por una diferencia de 2.177 votos con respecto a Leno. «No importa de dónde vienes, no importa qué decidiste hacer con tu vida, puedes lograr lo que te propongas. Nunca dejes que tus circunstancias determinen el desenlace de tu vida», dijo Breed.

Es la segunda mujer en llegar a la Alcaldía de San Francisco. Antes lo hizo la senadora Dianne Feinstein en 1978 cuando sucedió a George Moscone tras su asesinato. Su victoria no solo es histórica a nivel municipal y del estado de California, también lo es a nivel nacional. San Francisco es una de las ciudades más grandes del país con una alcaldesa, las otras 14 están en manos de hombres.

 «No importa de dónde vienes, no importa qué decidiste hacer con tu vida, puedes lograr lo que te propongas»

Para buena parte de la población negra de San Francisco, la llegada de Breed tiene un significado especial, ya que resucita la esperanza de que el declive constante de los afroamericanos pueda revertirse. Actualmente, menos del 5 % de sus habitantes son negros y la mayoría es un sector empobrecido que malviven en viviendas sociales, como lo hizo la propia Breed. «Nos estábamos convirtiendo en personas invisibles», se quejó Amos Brown, reverendo de la Tercera Iglesia Baptista, donde asiste la nueva alcaldesa, en The New York Times. «Tal vez ahora podamos detener esta hemorragia», añadió. Breed sin embargo no lo tendrá fácil ya que tiene apenas dos años para gestionar la urbe. Las elecciones se convocaron tras la muerte repentina del alcalde Edwin M. Lee, es por ello que su mandato es hasta la nueva convocatoria electoral en el 2020.

Otro de los asuntos importantes con los que Breed deberá lidiar es la dura batalla que enfrenta a San Francisco con Donald Trump. «Elegimos a alguien completamente opuesto a Trump», reconoció el estratega demócrata Nathan Ballard. El neoyorquino ha intentado cerrar el grifo de la financiación a la ciudad por no cooperar con el arresto y deportación de inmigrantes que llegan a California en busca de refugio. La batalla entre administraciones se tornó en personal teniendo en cuenta que el anterior regidor era hijo de inmigrantes chinos. Breed ya declaró que tampoco cederá y mantendrá a San Francisco como una de las ciudades santuario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Elegimos a alguien opuesto al presidente»