La tensión diplomática entre Roma y París se dispara

darío menor ROMA / COLPISA

INTERNACIONAL

ETTORE FERRARI | EFE

Salvini pide a Pedro Sánchez que repita gestos como el del Aquarius

14 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La negativa de Italia a acoger a los 629 inmigrantes del Aquarius ha provocado una crisis diplomática con Francia por las duras críticas del Gobierno de Emmanuel Macron, que consideró irresponsable la actitud de su socio europeo. Un miembro del partido del presidente galo llegó incluso a calificarla de «vomitiva».

La reprimenda de París era música para los oídos del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, pues le permitía ejercer su papel favorito: el de matón que defiende a su pueblo frente a una amenaza exterior. Así se mostró el dirigente de la Liga durante su comparecencia ayer en el Senado para dar explicaciones. Aprovechó la oportunidad para seguir eclipsando a su socio de Gobierno, Luigi di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas, quien, si no espabila, va camino de convertirse en una víctima política del ultraderechista.

El hombre que cogió a la Liga con un 4% de votos y la ha catapultado hasta ser el partido más en forma de la tercera economía de la zona euro alternó en su discurso el palo con la zanahoria. «Mi objetivo es salvar vidas», aseguró. «Mi objetivo es que esos niños puedan crecer de la mejor forma posible sin tener que escapar de sus pueblos para subir a lanchas neumáticas que los traficantes de seres humanos hacen que partan ya desinfladas porque hay alguien que va a salvar a estos desgraciados», dijo entre aplausos de la mayoría de los senadores. Más adelante se dedicó a responder a las críticas de Macron. «Nuestra historia de solidaridad, generosidad y voluntariado no merece ser calificada con algunos términos de parte de algún exponente del Gobierno francés, que espero que pida perdón oficialmente lo antes posible».