Ivanka y su marido ganaron 70 millones pese a trabajar gratis en la Casa Blanca

La divulgación de sus datos pone en el punto de mira sus conflictos de interés


nueva york / colpisa

El sacrificio de trabajar sin sueldo para la Casa Blanca no ha privado a la pareja que forman Ivanka Trump y Jared Kushner de ingresos que el año pasado ascendieron a 82 millones de dólares (69,7 millones de euros). La divulgación de sus finanzas personales pone sobre la mesa nuevos conflictos éticos, algunos de los cuales ya están en manos de los tribunales. Casi cuatro millones de los que ganó corresponden a su participación en el hotel Trump de la Avenida Pensilvania en Washington DC, inaugurado durante la campaña electoral.

El hotel reportó el año pasado 40 millones de dólares (34 millones de euros) en beneficios. Diplomáticos, lobistas y gobiernos extranjeros entendieron rápidamente que la mejor manera de congraciarse con el nuevo mandatario era alojarse en su establecimiento cuando visitasen Washington. Es también un lugar seguro para encontrarse en la barra del bar con los colaboradores de Trump, sin peligro de ser vistos por periodistas a los que se les prohíbe la entrada.

Un juez de Maryland escuchó el lunes los argumentos de quienes creen que el presidente viola con ello la cláusula Emolument que restringe las actividades financieras de los mandatarios estadounidenses para evitar prácticas de corrupción. En la audiencia, el juez Peter Messitte no compró el argumento del Departamento de Justicia, que lo comparó con los royalties con que habría contribuido cualquier biblioteca de un Gobierno extranjero al comprar un libro de Barack Obama mientras era presidente. «Puede que eso fuera una violación de esta cláusula, pero nadie lo demandó», zanjó el juez. Messitte ha prometido tener una sentencia para finales de julio, pero todo el mundo espera que el caso llegue hasta el Supremo.

Mientras su Gobierno negocia un acuerdo comercial con China, su hija ha obtenido el reconocimiento de siete marcas en ese país, con las que alcanza un total de 34 en la segunda economía mundial. El fideicomiso en el que puso sus empresas al entrar en la Casa Blanca le dejó el año pasado 5 millones de dólares (4,2 millones de euros) de beneficios, con los que sus activos ascienden a 59 millones de dólares (50 millones de euros). Menos de la mitad que los de su marido, también asesor del presidente, que según las declaraciones públicas posee bienes valorados en 180 millones de dólares (153 millones de euros), 20 (17) más que el año pasado.

El papel de Kushner como enviado especial en Oriente Próximo también ha despertado recelos por los créditos que empresas de Catar o Emiratos Arabes Unidos concedieron a sus empresas familiares. El yerno del presidente goza de acceso a información confidencial del Gobierno, lo que ha ocasionado dudas sobre potenciales conflictos de interes. Según The Washington Post, desde que Kushner entró en la Casa Blanca, países como China, Israel y México han debatido de forma interna cómo manipularlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ivanka y su marido ganaron 70 millones pese a trabajar gratis en la Casa Blanca