Feijoo se desmarca del PP y ofrece Galicia para acoger migrantes del Aquarius

Decenas de municipios se pusieron a disposición del Gobierno


Redacción

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, activó «a primerísima hora de la mañana», en palabras de su conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, los mecanismos de coordinación con el Gobierno central para colocar a Galicia como comunidad de acogida de los migrantes y de los refugiados que están a bordo del Aquarius en el Mediterráneo y que se dirigen a Valencia.

Esta actitud, que también ha sido defendida por el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, fue correspondida también la de los gobiernos populares de Castilla y León y La Rioja, pero contrasta con la línea oficial del PP. «En Galicia tenemos disposición y experiencia de trabajo con el Gobierno central, un trabajo que desarrollaríamos en caso de tener asignaciones de inmigrantes», corroboró Rey Varela, que comprometió también la coordinación con las entidades que en Galicia gestionan los asentamientos de refugiados (Cruz Roja, Acen y Pro Vivienda).

Además de la Xunta, decenas de ayuntamientos de todos los tamaños -y gobernados por partidos de todo el arco parlamentario- se posicionaron a lo largo del día en el mismo sentido que el presidente de la Xunta: «Estamos dispostos a acoller os refuxiados que nos toquen, sempre dentro das nosas posibilidades», manifestó la regidora de Moeche, Beatriz Bascoy, del BNG. Todos los alcaldes nacionalistas aplaudieron la orden de su dirección de ofrecerse al Gobierno.

A lo largo de la mañana cumplieron con el mismo proceso de comunicar a Madrid su predisposición a alojar a los rescatados en el barco ayuntamientos como el de A Coruña (Marea Atlántica), Culleredo y Bergondo (PSOE) y Mugardos (Esquerda Unida).

La UE ve en peligro sus valores por el papel de Italia en la crisis

CRISTINA PORTEIRO

«Pagaremos un alto precio», advierte Frans Timmermans

«Corremos el riesgo de perder nuestros valores y la humanidad que nos caracteriza». Fue la seria advertencia que lanzó ayer el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, a los líderes europeos tras asistir a la bochornosa disputa desatada entre Italia y Malta para evitar responsabilizarse del desembarco de los cerca de 700 migrantes que viajan a bordo del buque Aquarius rumbo a España.

El holandés admitió que ese espectáculo vergonzoso nunca habría tenido lugar de contar con un mecanismo europeo de respuesta para este tipo de situaciones. Pero no lo hay. A lo largo de los últimos tres años los egoísmos nacionales y la falta de confianza entre las cancillerías europeas han paralizado los trabajos para reformar el actual sistema de asilo, ya caduco. «¿No creen que si le quitamos la humanidad a esas personas diciendo que solo son migrantes estamos perdiendo parte de la nuestra? ¿No piensan que nos mata moralmente?», clamó Timmermans ante la Eurocámara. El presidente de la institución, Antonio Tajani, exigió a los Veintiocho que dejen de mirar hacia otro lado y cierren un acuerdo a finales de este mes. Ante la inacción del Consejo, el líder de los liberales, Guy Verhofstadt, fue más allá y sugirió llevar a la institución ante los tribunales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

Feijoo se desmarca del PP y ofrece Galicia para acoger migrantes del Aquarius