¿Quién debería ayudar a los inmigrantes rescatados en medio del mar?

El rechazo de Italia y Malta a acoger el buque «Aquarius», con más de 600 inmigrantes abandonados a su suerte, obliga a echar un vistazo al Derecho Comunitario. Las leyes son demasiado laxas y poco determinantes sobre cómo debe producirse la acogida

España acepta el «Aquarius», el barco con 629 migrantes a la deriva Ni Italia ni Malta han querido responsabilizarse del barco y sus ocupantes.

Redacción

629 personas a bordo de un buque en mitad del Mar Mediterráneo del que ningún país (salvo España) quería hacerse responsable. Antes de valorar o no si la legalidad vigente se está cumpliendo en este caso, de lo que no cabe duda, es que se están vulnerando los derechos más básicos de los migrantes del «Aquarius». Es así según varios artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU. La situación que atraviesan contraviene, de un modo u otro, el artículo 3 («todo individuo tiene derecho a la libertad y la seguridad de su persona», el 5 («nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes») o el 13 («toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado»).

Médicos Sin Fronteras cumplió con el derecho marítimo

¿Hizo bien en rescatar el «Aquarius» a los migrantes?. Sí. La Convención de la Naciones Unidas sobre el derecho del Mar (CONVEMAR), en su artículo 98, recoge el deber de prestar auxilio: «Todo Estado exigirá al capitán de un buque que, siempre que pueda hacerlo preste auxilio a las personas que estén en peligro».

El Estatuto de los Refugiados de la ONU, además, contiene una regla de no devolución al país de origen. Es el artículo 33 el que indica que «Ningún Estado Contratante podrá, por expulsión o devolución poner en modo alguno a un refugiado en las fronteras de los territorios donde su vida o su libertad peligre».    

El derecho europeo también impone a los Estados miembros de la UE la obligación de garantizar los derechos de todas las personas bajo su jurisdicción, incluyendo a los y las inmigrantes irregulares. Claro que para tener acceso a la asistencia sanitaria y a los mecanismos de justicia que impone la ley, antes deben «pisar» territorio europeo. Y eso es lo que Malta e Italia vetaron en el caso del buque «Aquarius».

 Una legislación con «criterios» y sin «obligaciones» que no ofrece conclusiones

¿Qué país debería haberse hecho cargo del buque?. Esta pregunta, que será una de las que más te habrás planteado no puede responderse de forma concreta citando a un país determinado. Sí existe, para casos como el que lleva finalmente al puerto de Valencia al «Aquarius», un protocolo de actuación, según el reglamento 656/2014 de la Unión Europea. En él, se recomienda que «se garantice la seguridad de las personas interceptadas o rescatadas, la de las unidades participantes o la de terceros». Pero en el caso que nos ocupa, (y preocupa por las vidas humanas en juego) el del desembarco, si bien el artículo 9 dice que «los estados miembros cumplirán con su obligación de prestar ayuda a cualquier buque o persona en situación de peligro», en el 10 se indica que «las modalidades de desembarco no tendrán por efecto imponer obligaciones a los Estados miembros que no participan en la operación marítima». España ha podido ofrecerse porque, continúa el texto, «a menos que ellos mismos autoricen expresamente que se adopten medidas en su mar territorial o zona contigua».

Puig ofrece el puerto de Valencia para acoger al «Aquarius» El presidente de la Generalitat valenciana ofrece a la ONU el puerto valenciana para resolver la crisis migratoria, aunque recuerda que es el Gobierno de España el que realiza finalmente esta gestión.

Hoy, la propia portavoz comunitaria de Migración, Natasha Bertaud, reconocía que la legislación internacional no determina qué país debe hacerse responsable del desembarco si no que «establece criterios» para orientar la decisión.    

Italia cierra la puerta a un barco con 629 migrantes a bordo El gobierno italiano se niega a recibir la embarcación y pide que lo hagan en Malta

¿Qué reglas se aplican a los migrantes socorridos en el mar?

AFP
.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), responde a algunas de las dudas que suscita el caso de los migrantes del Aquarius

En el pulso que han mantenido Italia y Malta a propósito del barco humanitario bloqueado en el Mediterráneo con 629 migrantes a bordo, ambos países insistieron en su derecho a no autorizarlo a atracar en sus puertos.

España se ofreció finalmente a acoger al «Aquarius», pero este episodio suscita interrogantes sobre las obligaciones de un gobierno con las personas socorridas en el mar. Éstas las preguntas que ACNUR responde sobre el caso:

¿Son claras las reglas?

De forma general, la respuesta es no. Según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), «el derecho marítimo internacional no impone obligaciones específicas que determinen en todos los casos qué Estado está a cargo de autorizar el desembarco en su suelo».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

¿Quién debería ayudar a los inmigrantes rescatados en medio del mar?