Italia cierra la crisis con la jura de un Gobierno euroescéptico y populista

María Signo ROMA / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

REMO CASILLI

El primer ministro es considerado un hombre de paja de Di Maio y Salvini

02 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Noventa días después de las elecciones, Italia tiene Gobierno. Giuseppe Conte, un abogado siN experiencia política, se convirtió ayer en presidente del primer Ejecutivo populista de Italia, fruto del acuerdo entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga. Junto a él juraban sus cargos ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, sus 18 ministros. Entre ellos, los vicepresidentes: el líder del M5S, Luigi di Maio, también titular de Desarrollo Económico, Trabajo y Políticas Sociales, y el jefe de la Liga, Matteo Salvini, el de Interior.

Lo primero que Conte tendrá que hacer será acudir el próximo martes al Parlamento para conseguir su apoyo, lo que obtendrá sin dificultad. Su primera cita importante será la reunión del G7 en La Malbaie, Canadá, el 8 y 9 de junio, donde tendrá encuentros bilaterales con los líderes de los países más industrializados.

Los interrogantes que acompañan a este Gabinete son muchos, empezando por la estabilidad del acuerdo para gobernar. El propio Silvio Berlusconi mostraba sus dudas sobre la fortaleza del pacto, a lo que Conte respondió asegurando que «demostraremos que este no es un Gobierno débil». Para muchos, Conte es el hombre de paja de Di Maio y Salvini. Serán ellos los que lleven los hilos de un Ejecutivo en el que 5 Estrellas tiene el 32 % de los votos frente al 17 % de la Liga, aunque siempre ha sido Salvini quien ha marcado el ritmo de la negociación e impuesto las condiciones.