Polonia da marcha atrás en la reforma judicial ante la amenaza de quedarse sin fondos europeos

Bruselas anunció su intención de congelarlos del 2021 al 2027


Bruselas / corresponsal

El Gobierno polaco del euroescépticos PiS (Ley y Justicia) saca la bandera blanca. Ni un día ha tardado en invocar clemencia desde que Bruselas anunciara su intención de congelar los fondos europeos del 2021 al 2027 a cualquier país que ponga en peligro el Estado de derecho.

Después de tres años de infatigable pulso político e infructuosas llamadas a respetar los principios democráticos de la Unión, parece que el único lenguaje que está dispuesto a entender Varsovia es el del castigo financiero. Ante la perspectiva de perder los cerca de 100.000 millones de euros con los que la UE riega la economía polaca (2,7 % de su PIB), su ministro de Exteriores, Jacek Czaputowicz, se reunió el jueves con el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, para trasladarle la intención del Ejecutivo de enmendar la controvertida reforma judicial, acusada de cercenar la independencia de los jueces y someterlos al control político. Las concesiones serán restringir las competencias del Tribunal Supremo para revocar sentencias y conceder al presidente la potestad de nombrar a los jueces en lugar del ministro de Justicia.

Bruselas ya no se fía y exige hechos, no promesas: «Lo que necesitamos ahora es ver soluciones concretas, adoptarlas en el Parlamento polaco y aplicarlas», insistió ayer el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas. El griego asegura que, por primera vez, el «diálogo continúa en espíritu positivo», pero no quiso valorar si será suficiente para que la institución retire la denuncia que presentó el do 7 de diciembre del 2017 ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea contra Polonia por sus reiterados ataques contra la independencia judicial en el país. El proceso podría desembocar en la suspensión del derecho a voto en la mesa del Consejo Europeo.

Bruselas y los Estados miembro valorarán los progresos de Polonia en una reunión el 14 de mayo. Varsovia espera que sus maniobras cosméticas calmen las aguas y sirvan incluso de baza de negociación presupuestaria para el ejercicio del 2021-2027, para el que se esperan severos recortes en las principales carteras de las que bebe el país del este. «Polonia quiere demostrar cierto aperturismo a las demandas de la Comisión, dar carpetazo a este asunto y ponernos con otras cuestiones más importantes, como los presupuestos», zanjó Czaputowicz.

Siete empresas holandesas, acusadas de violar las sanciones contra Rusia

La Fiscalía holandesa ha abierto una investigación penal contra siete compañías de los Países Bajos por participar presuntamente en la construcción de un puente de 19 kilómetros en el estrecho de Kerch, que conectará Rusia con la península ucraniana de Crimea. En castigo por la anexión de Crimea en el 2014, la UE impuso sanciones a Moscú que prohíben el suministro de tecnología o servicios que pudieran poner en cuestión la soberanía e integridad territorial de Ucrania. La fiscalía considera que el puente constituye una violación de esa integridad. Aunque los directivos de las empresas niegan cualquier implicación, las pesquisas apuntan a que suministraron máquinas, partes de la instalación y servicios de mantenimiento.

Votación
4 votos
Comentarios

Polonia da marcha atrás en la reforma judicial ante la amenaza de quedarse sin fondos europeos