Matteo Renzi desbarata un acuerdo de gobierno entre su partido y Di Maio


roma / corresponsal

La entrevista del domingo de Matteo Renzi en televisión en la que, en horario de máxima audiencia y sin esperar a la reunión de su partido, rechazó categóricamente cualquier posibilidad de acuerdo entre el Partido Democrático (PD) y el Movimiento 5 Estrellas (M5D), provocó el enfado tanto del secretario del PD, Maurizio Martina, como del líder de M5E, Luigi di Maio, que respondió con una propuesta tajante: «La única solución es el voto en junio».

Esta será la propuesta que transmitirá al presidente Sergio Mattarella tras el fracaso en la negociación con el centro izquierda y que ha trasladado a Matteo Salvini de la Liga para que lo apoye. «Vamos juntos a pedir nuevas votaciones» para que «los ciudadanos elijan entre revolución y restauración», dijo mientras acusaba a sus contrincantes de «pensar en sus propios intereses».

Di Maio no ahorró críticas a Salvini, que «ha preferido los intereses de un condenado que no puede ser candidato a los intereses de los italianos», ni a Renzi, que «tiene que pedir excusas a los italianos por el daño que ha hecho con su gobierno». La jornada del lunes ha sido nefasta para el Movimiento, que ha visto como su candidato en las elecciones regionales de Friuli conseguía solo el 11,7 % de los votos, muy por debajo de las expectativas, ya que suponen la mitad de los conseguidos en esa región en las elecciones del 4 de marzo cuando se llegó al 22 %.

Quien ha sacado provecho de la situación es la Liga que ha arrasado en Friuli con el 57,1 % de los votos y afianza su hegemonía en la coalición de centro derecha al conseguir el 32 % de los votos frente al 12 % de Forza Italia. Con este triunfo Salvini se ha permitido ironizar agradeciendo a «los hombres y las mujeres del PD por el egregio trabajo realizado» mientras se despedía de Di Maio y sus compañeros con un tajante: «Vamos a gobernar». En la misma línea Berlusconi insistió en que ahora toca a la coalición de centro derecha «compacta» tomar las riendas. El problema es siempre el mismo: ¿Con qué apoyos?. M5E sigue vetando al ex Cavaliere y Salvini no parece dispuesto a romper con él, por lo que la solución podría pasar por un gobierno de unidad nacional que reforme de nuevo la ley electoral. Mattarella tiene ahora la palabra.

Pese a que el PD consigió mantenerse como segunda fuerza en Friuli con el 26,8 %, la tensión interna es grave tras las palabras de Renzi. Para Martina, secretario en funciones, el riesgo es «la desaparición porque es imposible guiar un partido en estas condiciones» aunque aseguró que no dimitirá. Los ataques a Renzi llegaron también del ministro Dario Franceschini, que lo acusó de ser «el señor No que desmonta lo que se intenta construir. Un verdadero líder respeta una comunidad incluso si ya no la guía», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Matteo Renzi desbarata un acuerdo de gobierno entre su partido y Di Maio