Turno de M5E y el PD para pactar un gobierno de izquierdas en Italia

Roberto Fico tiene hasta el jueves para dar una respuesta al encargo del presidente de la República


Roma / Corresponsal

Al Partido Democrático (PD) le toca ahora el turno de intentar formar un Gobierno con el Movimiento 5 Estrellas (M5E). Fue el encargo que el presidente de Italia, Sergio Mattarella dio este lunes al presidente de la Cámara de Diputados, Roberto Fico, en un nuevo intento de desbloquear la situación creada tras las elecciones del 4 de marzo, en las que ninguna fuerza política consiguió la mayoría necesaria para gobernar. Tras el encargo fallido dado la pasada semana a la presidenta del Senado, la conservadora Elisabella Alberti Casellati, que no logró un acuerdo entre el M5E y la coalición de la Liga Norte y Forza Italia, el tiempo apremia. Fico solo tiene hasta el jueves.

Las negociaciones no nacen con buen pie ya que desde el minuto uno cuenta con la oposición del PD. «No existen condiciones mínimas para una mayoría política entre M5E y PD. Escucharemos al presidente Fico con atención pero para nosotros las distancias entre los programas siguen siendo muy marcadas» sentenció Andrea Marcucci, del PD. Fico tratará probablemente de ganarse el apoyo de los dirigentes antiRenzi.

Desde el centro derecha, el encargo a Fico es visto como inútil, sobre todo tras el descalabro del PD en las elecciones de l región de Molise, en que el M5E fue el partido más votado pero superado por la unión de nueve partidos de derecha que lideran Matteo Salvini y Silvio Berlusconi. «Haré lo posible para evitar esta tomadura de pelo» declaró el líder de la Liga invitando además al líder del M5E, Luigi di Maio, «a gobernar con nosotros ya desde esta semana».

Di Maio presentó este lunes los diez puntos de convergencia entre el programa de M5E y los del PD y la Liga, que serían el punto de partida para un contrato de gobierno como el alemán, aunque las numerosas divergencias entre ellos han llevado al profesor Giacindo Della Cananes, autor del estudio, a declarar que «será ardua la formación de un gobierno unido». Aun así Di Maio anunció que es un «primer boceto» asegurando a los más críticos de su partido que «M5E no perderá su identidad en un gobierno de coalición». El borrador deja fuera la reforma de la justicia, la oposición a la ley que retrasa las jubilaciones y la reforma de la escuela. En cambio incluye respetar «los compromisos asumidos en sedes europeas», aclarando la ambigüedad que siempre le ha caracterizado con respeto a la UE y la OTAN.

Si Fico fracasa, a Mattarella no le quedarían muchas opciones más que intentar formar una suerte de Gobierno de unidad nacional para cambiar la ley electoral antes de acudir de nuevo a las urnas con un sistema en el que sea más fácil conseguir mayorías parlamentarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Turno de M5E y el PD para pactar un gobierno de izquierdas en Italia