Corea del Norte no pedirá que EE.UU. retire sus tropas para desnuclearizarse

Seúl y Piongyang abren una línea directa antes de su cumbre la próxima semana

Un oficinal surcoreano prueba el funcionamiento de la línea telefónica directa entre las dos Coreas
Un oficinal surcoreano prueba el funcionamiento de la línea telefónica directa entre las dos Coreas REUTERS

pekín / e. la voz

Cada nuevo paso de acercamiento entre las dos Coreas da motivos para la esperanza. A falta de una semana para que Kim Jong-un cruce por primera vez la línea que separa el Norte y el Sur, ambos territorios han activado una línea telefónica directa para mejorar su comunicación. Con la desnuclearización del régimen de Piongyang como principal asunto a tratar, el presidente surcoreano aseguró que Kim no pedirá la retirada de las tropas estadounidenses de la península como condición para su desnuclearización. «Corea del Norte está expresando su intención de desnuclearizarse por completo», aseguró Moon durante un almuerzo en la Casa Azul junto a altos ejecutivos de medios de comunicación. «No está planteando demandas que EE.UU. no pueda aceptar, como la retirada de las fuerzas estadounidenses en Corea», añadió según uno de los periódicos más importantes de Corea del Sur.

Desde la guerra de Corea, interrumpida en 1953 por un armisticio, EE.UU. tiene 28.000 militares destacados en Corea del Sur a los que se suman los que permanecen como apoyo en Japón y Guam. Cada primavera y verano, estos contingentes realizan maniobras militares junto al ejército surcoreano en diferentes puntos de la península ante las que Piongyang responde con lanzamientos de misiles, y amenaza al considerarlas un ensayo para su futura invasión.

En esta ocasión el clima es muy diferente al de años anteriores. La voluntad de acercamiento del presidente Moon, que, según declaró él mismo, se ha propuesto «reducir la brecha entre Piongyang y Washington y explorar medidas realistas que puedan ser aceptadas por las dos partes», ha impulsado la histórica cumbre que él y Kim Jong-un celebrarán el próximo día 27. Se celebrará en la denominada Aldea de la Paz de Panmunjom y precederá a la que preparan Trump y Kim Jong-un para finales de mayo o principios de junio.

Mientras continúan los preparativos para la intercoreana, oficiales de Seúl y Piongyang activaron este viernes una línea telefónica directa que los líderes de las dos Coreas podrían utilizar para cerrar asuntos antes de reunirse. La línea conecta sin intermediarios el despacho del presidente surcoreano con la Comisión de Asuntos de Estado de Corea del Norte. «La conexión fue fluida y la calidad de la voz muy buena. Fue como llamar a la puerta de al lado», aseguró el oficial surcoreano encargado de efectuar la llamada de prueba. Ambos líderes, además de tratar la desnuclearización de Corea del Norte, negociarán los pasos a dar para firmar un tratado de paz que sustituya al armisticio que los mantiene técnicamente en guerra desde 1953.

Anoche, Kim Jong Un anunció la suspensión de los ensayos nucleares y de misiles de su país, así como el cierre de instalaciones de pruebas atómicas, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap. «A partir del 21 de abril, Corea del Norte detendrá los ensayos nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales», dijo la fuente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Corea del Norte no pedirá que EE.UU. retire sus tropas para desnuclearizarse