El escándalo de Facebook y la primera gran marea negra de los datos, el nuevo petróleo

César Rodríguez Pérez
César Rodríguez LA VOZ / REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Dominic Lipinski | DPA

El exitoso modelo de negocio de la red social explica también el escándalo que la ha hecho tambalearse

22 mar 2018 . Actualizado a las 10:11 h.

El 2018 arrancó con un curioso mensaje del fundador de Facebook. Mark Zuckerberg prometía «arreglar» la red social con más usuarios del planeta. 

Era un aviso a navegantes y a accionistas. Venían tiempos difíciles para un gigante de Internet que se tambalea víctima del éxito de su modelo de negocio: Facebook se enriqueció gracias a la publicidad vinculada al petróleo del siglo XXI, los datos personales de sus 2.000 millones de usuarios; y está en el ojo del huracán por una peculiar marea negra, la causada por el uso de esa información por parte de Cambridge Analytica, una consultora que se vende así: «Usamos datos para cambiar el comportamiento del público».

A este revelador eslogan tal vez convendría ponerle esta apostilla: «¿Y al electorado?». La compañía, cuyo jefe en la sombra es Steve Bannon, exestratega de Trump, tiene una larga trayectoria y ha estado implicada en varios casos polémicos, Por poner solo un ejemplo, conviene recordar que, según el Wall Street Journal, esta compañía contactó con Assange para hablar sobre los correos hackeados a Hillary Clinton. La trama rusa vuelve a salpicar a Facebook.