La aparición de supuestos paquetes bomba en el estado de Texas, que se cobró este lunes la segunda víctima mortal en lo que va de mes de marzo, ha encendido las alarmas de las autoridades en Estados Unidos, que llamaron a los ciudadanos a abstenerse de abrir correo sospechoso. El suceso ha generado numerosos comentarios en las redes sociales por su similitud con la cadena de atentados con cartas bombas perpetrados en los años 80 por Theodore Kaczynski, conocido como Unabomber, cuya historia ha sido llevada a la pequeña pantalla por Netflix con el título Manhunt: Unabomber y estrenada en los últimos meses.

De acuerdo con el Departamento de Policía de Austin (APD, por sus siglas en inglés), este lunes se registraron dos incidentes en diferentes puntos de la ciudad. En uno falleció un joven y en el otro, en el que no está claro si el paquete llegó a estallar, la víctima resultó herida grave.

Hace 10 días se registró el primer hecho de este tipo cuando un hombre de 39 años murió en un hospital adonde fue trasladado después de destapar una caja que al parecer contenía explosivos, los cuales habrían sido activados en ese momento.

El jefe de la policía de Austin, Brian Manley, indicó en una rueda de prensa que «los paquetes probablemente fueron almacenados en las puertas de las víctimas» y dijo que «podría haber una conexión entre ellos».

«Estamos viendo estos incidentes como relacionados con base en las similitudes que hemos visto en la evidencia similar encontrada hoy aquí comparada con la que hallamos en la escena de la explosión de hace una semana», dijo Manley.

Las autoridades de la capital de Texas, ubicada a unos 236 kilómetros al noroeste de Houston, pidieron a la comunidad estar informada de lo ocurrido y alertar al 911 sobre cualquier paquete que no estén esperando o que provenga de desconocidos.

La policía evaluaba si los ataques fueron provocados por odio racial. «Tenemos dos víctimas afroestadounidenses, y la víctima de este último incidente fue una mujer hispana de 75 años. Por lo tanto, todavía estamos trabajando para determinar si esto puede jugar o no un papel, pero no vamos a descartarlo», dijo el jefe de policía.

Michelle Lee, una portavoz del Buró Federal de Investigaciones (FBI), que está colaborando en la investigación, dijo a la AFP que «no se ha descartado nada en términos de motivos».

Las autoridades creen que los paquetes, descritos como cajas de aspecto sin importancia, fueron depositados durante la noche y no fueron enviados a través del correo, ni de ningún otro servicio de entrega.

Las explosiones se produjeron en momentos en que Austin, una ciudad de dos millones de habitantes, recibe medio millón de asistentes de casi 100 países para el festival South by Southwest. Entre los asistentes hay celebridades como el fundador de Tesla, Elon Musk, y el actor Ashton Kutcher. Los organizadores del festival no indicaron de inmediato si se tomarán precauciones adicionales.

Mientras tanto, las autoridades advirtieron a los residentes evitar abrir paquetes inesperados y denunciar cualquier cosa sospechosa. Manley pidió a la población «estar atenta a lo que pasa». Su pedido generó varias llamadas a las autoridades, pero ninguna indicó nada sospechoso, dijo.

La Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego, una agencia federal de seguridad de Estados Unidos, dijo que un equipo de respuesta nacional colaborará con la policía de Austin en la investigación.

Votación
2 votos
Comentarios

Dos muertos por paquetes bomba encienden las alarmas en Texas